VER INFORMACIóN FIRMA DESCARGAR XML IMPRIMIR

REPÚBLICA DE CHILE
SERVICIO DE EVALUACIÓN AMBIENTAL
VIII REGIÓN DEL BIOBÍO

Pone término a procedimiento de evaluación de impacto ambiental del proyecto "PROYECTO MINERO EL CABRITO"

Resolución Exenta Nº 270

Concepción, 2 de Agosto de 2016



VISTOS:

1°. La Declaración de Impacto Ambiental (en adelante, DIA) del Proyecto Minero El Cabrito (en adelante, el Proyecto), ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (en adelante, el SEIA) por el señor Arturo Albornoz Wegertseder, en representación de REE UNO SpA (en adelante, el Titular),  admitida a trámite con fecha 20 de junio del 2016, mediante Resolución Exenta N° 215, de la Comisión de Evaluación de la Región del Biobío.

2°. Los pronunciamientos y observaciones de los órganos de la Administración del Estado con competencia ambiental (en adelante, OAECAs) que, sobre la base de sus facultades legales y atribuciones, participaron en la evaluación de la DIA, los cuales se contienen en los siguientes documentos:

ORD. N° 50-EA/2016 de fecha 13 de julio de 216, de CONAF Región del Biobío, publicado en el expediente electrónico del proyecto con fecha 13 de julio de 2016.

Ord. N° 33116, de fecha 13 de julio de 2016, del Servicio Nacional de Pesca, Región del Biobío, publicado en el expediente electrónico del proyecto con fecha 13 de julio de 2016.

3°. Los demás antecedentes que constan en el expediente de evaluación de impacto ambiental de la DIA del Proyecto.

4°. El Oficio Ord. N° 150.575/2015, de fecha 24 de marzo de 2015, de la Dirección Ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental, que “Actualiza instrucciones sobre criterios para realizar la evaluación ambiental en etapas tempranas y, si correspondiere, poner término anticipado al procedimiento administrativo de evaluación de impacto ambiental”.

5°. Lo dispuesto en la Ley Nº 19.300, sobre Bases Generales del Medio Ambiente, publicada en el Diario Oficial el 9 de marzo de 1994, modificada por la Ley Nº 20.417, que crea el Ministerio, el Servicio de Evaluación Ambiental y la Superintendencia del Medio Ambiente, publicada en el Diario Oficial el 26 de Enero de 2010; en el Decreto Supremo Nº 40/13, del Ministerio del Medio Ambiente, Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental y sus modificaciones; en la Ley Nº 19.880, sobre Bases de los Procedimientos Administrativos que rigen los Actos de los Órganos de la Administración del Estado, publicada en el diario Oficial el 29 de mayo de 2003; en la Resolución Nº 1600/08 de la Contraloría General de la República, que fija normas sobre exención del trámite de Toma de Razón; La Resolución N° 060, de fecha 02 de febrero de 2015, de la Dirección Ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental, que nombra al Director Regional del Servicio de Evaluación Ambiental de la Región del Biobío; y en las demás normas jurídicas que rigen la materia.

 

CONSIDERANDO:

1°. Que, con fecha 20 de junio  de 2016, el señor Arturo Albornoz Wegertseder, en representación de REE UNO SpA, ingresó al SEIA la DIA del Proyecto ante la Dirección Regional Biobío del Servicio de Evaluación Ambiental.

2°. Que, con fecha 20 de junio de 2016, mediante Resolución Exenta N° 215 del Director Regional del Servicio de Evaluación Ambiental, Secretario Comisión de Evaluación Región del Biobío, se admitió a trámite la DIA del Proyecto.

3°.Que, de acuerdo a lo establecido en el literal  i.1 del artículo 3° del Reglamento del SEIA, la tipología principal del Proyecto corresponde a Proyectos de desarrollo minero con una capacidad de extracción de mineral superior a 5.000 ton/mes. Además, las otras tipologías secundarias aplicables, de acuerdo a lo establecido en los literales i.3 y a.4, toda vez que contempla Disposición de residuos y estériles, y Defensa o alteración de un cuerpo o curso de aguas continentales, tal que se movilice una cantidad igual o superior a cien mil metros cúbicos (100.000 m³.)

4°. Que, conforme señala el Titular, el Proyecto en síntesis consiste en:

La construcción y operación de una faena minera y una planta de procesamiento de arcillas iónicas ricas en Tierras Raras, con una capacidad para procesar hasta 210 toneladas/hora de mineral, para producir entre 500 y 700 toneladas anuales de óxidos de Tierras Raras, y contempla su operación 24 horas al día por 350 días al año.

El Proyecto se ubica en el Fundo El Cabrito, ubicado en la Comuna de Penco, Provincia de Concepción, Región del Biobío.

El proceso general del Proyecto Minero El Cabrito, consiste en la extracción del mineral desde las Zonas de Extracción por medio de excavadoras y su traslado en camiones por caminos internos a la Planta de Procesamiento. El mineral agotado, es llevado a las Zonas de Disposición, luego de ser lavado para recuperar las Tierras Raras y los reactivos remanentes y recircularlos en el proceso. Previo a la extracción del mineral en las Zonas de Extracción, se extrae el material estéril (que no contiene el suficiente mineral de interés), el que es transportado en camiones hacia las Zonas de Disposición.

La extracción de mineral será realizada en bancos escalonados y secuenciales de aproximadamente 5 metros de ancho y 5 metros de alto, en sentido descendente. El total de material a extraer (mineral + estéril) es de 29.939.000 ton distribuidos en 12 zonas de extracción, durante la vida útil del proyecto que corresponden a 16 años.

Las zonas de extracción consideran obras para la evacuación de aguas lluvias, específicamente canales de evacuación, canales de contorno y obras de restitución de agua lluvias en las quebradas hacia aguas abajo.

La actividad de disposición consiste básicamente en disponer el mineral en las zonas de disposición de forma aterrazada, donde la materia es contenida por su propio peso y un muro frontal, tomando las consideraciones de los aspectos necesarios para su estabilidad física. Las zonas de disposición consideran obras para la evacuación de aguas lluvias, específicamente drenes basales, canales de evacuación, canales de contorno y obras de restitución de agua lluvias en las quebradas hacia aguas abajo para descargar estas aguas hacia su cauce natural.

En cuanto al funcionamiento de la planta de procesamiento, ésta consiste en el procesamiento de las arcillas provenientes de las zonas de extracción, para la obtención de óxidos de Tierras Raras, mediante el uso de agentes desorbentes y precipitantes, involucrando procesos de decantación, filtrado, ajuste de pH, entre otros. Los reactivos químicos que se utilizan corresponden a: ácido sulfúrico e hidróxido de amonio para la regulación de pH, sulfato de amonio para la desorción y bicarbonato de amonio para la precipitación.

La extracción de las tierras raras corresponde una metodología desarrollada en un 100% en la Región del Biobío, denominada Proceso Cerrado de Desorción Continua de Tierras Raras.

En relación al suministro de agua para el proceso, esta se obtendrá de dos captaciones en los esteros Penco y El Cabrito, en una cantidad de 35 m3/hora de agua fresca, desde ambos esteros conjuntamente o indistintamente, para lo cual se considera la construcción de dos bocatomas para captar el agua en una cámara de carga e impulsarla por medio de bombas hacia la Planta.

El área total comprendida por las obras del Proyecto es de aproximadamente 205 hectáreas (has), distribuidas en 12 zonas de extracción que corresponden a 116 ha, 3 zonas de disposición correspondientes a 58 ha, caminos internos correspondientes a 24 ha, bypass de la Ruta O-390 correspondiente a 2,3 ha, planta de procesamiento de 4 ha y la instalación de faenas de 0,3 ha.

El Proyecto considera tres accesos a partir del camino público Ruta O-390, que conecta Penco con el sector de Agua Amarilla.

La fase de construcción del Proyecto tendrá una duración de 15 meses y la fase de operación tendrá una duración de 16 años.

5°. Que, la Ley N° 19.300 requiere que el Proyecto que se somete al SEIA cuente con los contenidos mínimos para realizar una evaluación preventiva de los impactos ambientales, los cuales para el caso de una DIA, se encuentran establecidos en el artículo 12 bis de dicha ley, a saber:

Una descripción del proyecto o actividad;

Los antecedentes necesarios que justifiquen la inexistencia de aquellos efectos, características o circunstancias del artículo 11 que pueden dar origen a la necesidad de efectuar un Estudio de Impacto Ambiental;

La indicación normativa ambiental aplicable, y la forma en la que se cumplirá; y

La indicación de los permisos ambientales sectoriales aplicables, y los antecedentes asociados a los requisitos y exigencias para el respectivo pronunciamiento.

Además, dichos contenidos señalados se encuentran precisados, para el caso de una DIA, en el artículo 19 del Reglamento del SEIA.

De esta manera, la presentación realizada por el Titular en el procedimiento administrativo de evaluación de impacto ambiental debe cumplir con los requisitos mínimos que le permitan tanto a la Autoridad como a los OAECA, realizar una completa y correcta evaluación de los impactos ambientales, de manera tal que baste por sí misma para comprender el proyecto como una unidad, así como para determinar la inexistencia de efectos, características o circunstancias del artículo 11 de la Ley N° 19.300, e incluso, determinar si la vía de ingreso al SEIA fue la correcta.

6°. Que, en concordancia con lo anterior, el artículo 18 bis de la Ley N° 19.300 establece que: “Si la Declaración de Impacto Ambiental carece de información relevante o esencial para su evaluación que no pudiese ser subsanada mediante aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones, o si el respectivo proyecto o actividad requiere de un Estudio de Impacto Ambiental, según corresponda, así lo declarará mediante resolución fundada, ordenando devolver los antecedentes al titular y poniendo término al procedimiento”.

7°. Que, complementando lo anterior, el inciso final del artículo 48 del Reglamento del SEIA dispone que: “(…) se entenderá que la Declaración carece de información relevante para su evaluación cuando no se describen todas las partes, obras o acciones del proyecto o actividad sometido al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, o sus distintas etapas; y se entenderá que carece de información esencial para su evaluación, cuando, sobre la base de los antecedentes presentados, no es posible determinar la inexistencia de efectos, características o circunstancias del artículo 11 de la ley”.

8°. Que, por su parte, el Oficio Ord. N° 150.575, de fecha 24 de marzo de 2015, de la Dirección Ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental, citado en el Visto N° 5 de la presente Resolución, señala que: “Actualiza instrucciones sobre criterios para realizar la evaluación ambiental en etapas tempranas y, si correspondiere, poner término anticipado al procedimiento administrativo de evaluación de impacto ambiental”, indica que existen dos causales de término anticipado de la evaluación de impacto ambiental de una DIA:

Falta de información relevante o esencial no subsanable mediante aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones;

Necesidad de someter el proyecto o actividad a evaluación mediante un EIA.

En este mismo sentido, dicho oficio señala, respecto de una DIA, que la información relevante corresponde a aquella información indispensable para la comprensión del proyecto o actividad como unidad, sin que falten partes o elementos, así como también de la forma en que éste/a se desarrollará, en las distintas etapas sometidas a evaluación, atendido el o los literales del artículo 10 de la Ley N° 19.300 que resulten aplicables al proyecto o actividad que se somete a evaluación, o bien, a las partes, obras o acciones del mismo.

Además, se establece en dicho documento, respecto de una DIA, que la información esencial para la evaluación es la requerida para determinar que las características del proyecto o actividad o sus impactos no generan los efectos, características o circunstancias del artículo 11 de la Ley N°19.300.

Asimismo, el referido instructivo señala que “(…) la imposibilidad de subsanar la falta de información mediante aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones es una consecuencia que se deriva necesariamente de la trascendencia de la información omitida. En efecto, en todos los casos señalados, la importancia de la información omitida es tal, que no permite iniciar la evaluación ambiental del Proyecto de manera adecuada y, por otro lado, puede implicar una falta de garantía para la realización de un proceso de participación ciudadana informada y oportuna. Por lo mismo, no es subsanable”.

9°        Que, de conformidad a las normas y criterios citados y examinados los antecedentes presentados, es juicio de esta Dirección Regional que el Proyecto genera o presenta alguno de los efectos, características o circunstancias contemplados en el literal b) del artículo 11 de la Ley N° 19.300, y en el artículo 6° del Reglamento del SEIA, específicamente lo señalado en el literal:

a) “La pérdida de suelo o de su capacidad para sustentar biodiversidad por degradación, erosión, impermeabilización, compactación o presencia de contaminantes”.

El Titular señala  en relación a su proyecto, en el Capítulo 2 “Descripción del proyecto”,  (…) éste corresponde a una faena  minera  junto  con  una planta  para  la  producción  de óxidos  de  Lantánidos más conocidos como Tierras Raras. La Planta de Procesamiento de Mineral tendrá una capacidad para procesar en forma continua hasta 210 ton/h de mineral y se contempla su operación  24  horas al  día por 350 días al año”, por otra parte señala “la capacidad de procesar será hasta 210 ton/hora de mineral para obtener entre 500 y 700 toneladas anuales”. Para entender lo que significa la pérdida de suelo que dicha actividad genera producto de la extracción de estos minerales, se tiene que para 1 tonelada de suelo extraído se obtienen aproximadamente 400 gramos del mineral y el total de material a extraer (mineral + estéril) durante la vida útil del proyecto, que corresponden a 16 años, es de 29.939.000 ton.

Por otra parte, el Titular argumenta en su justificación de no afectación al recurso suelo que “…el Proyecto se emplaza en una zona cuya capacidad de uso de suelo es Clase VII, caracterizado por una baja fertilidad e importantes limitaciones para el desarrollo agrícola, aunque apto para plantaciones forestales. Además, durante los últimos años, debido a la intensiva actividad forestal, el área ha sido intervenida con sucesivas plantaciones y deforestaciones de especies introducidas como pino y eucaliptus”, basando únicamente su argumentación en la clasificación del uso del suelo, que está relacionado con la capacidad de la tierra para producir, es decir, uso productivo y no a su capacidad de sustentar biodiversidad, tal como lo dispone el artículo 6 del Reglamento del SEIA.

En relación a la metodología de extracción del mineral el se señala en al DIA que “Las actividades de extracción corresponderán básicamente a movimientos de tierra.... Este movimiento de tierra será realizado mediante la utilización de excavadoras, que extraerán el mineral y cargará los camiones para su traslado a la Planta…”. El sistema de extracción a ser utilizado, elimina totalmente la vegetación del área explotada y el suelo, del cual se sustentan las especies presentes en él. Se suma a lo anterior, la pérdida de propiedades físicas del suelo, producto de la extracción de este recurso para fines de producción minera, afectando su textura, permeabilidad, porosidad, estructura, se generará mezcla de horizontes superficiales, erosión inducida, así como otros impactos, los cuales alterarán su capacidad de regeneración tanto en las zonas de extracción que corresponden a 116 ha, como en la zonas de disposición de material remanente del procesamiento de arcillas que correspondientes a 58 ha.

Por otra parte, el estudio de Flora y Vegetación presentado en el Anexo 3-6 de la DIA, señala que se registraron 194 especies presentes en el área de influencia en las temporadas de invierno, verano y primavera. El número de especies se considera representativo de la zona especialmente el número de especies del tipo biológico herbáceo. En cuanto al origen de las especies, 89 son de origen nativo y 105 introducidas. Se encontraron 4 especies en categoría de conservación; dos de ellas herbáceas, Adiantum chilense Kaulf. var. Chilense, y Blechnum hastatum Kaulf, ambas Vulnerables; una arbustiva Blechnum chilense (Kaulf.) Mett, preocupación menor; y una arbórea, Persea lingue Nees, fuera de peligro, todas categorizadas según el D.S. N° 19/2012 MMA. En cuanto al estudio de Fauna Terrestre presentado en el Anexo 3-7 de la DIA, en las campañas realizadas en terreno se encontraron un total de 57 especies, de las cuales dos son anfibios, seis son reptiles, 40 son aves y nueve son mamíferos. De estas especies, se encuentran en categoría de conservación 2 anfibios, 6 reptiles, 2 aves y 3 mamíferos, destacando la especie Philodryas chamissonis (culebra de cola larga) categorizada como Vulnerable; Patagioenas araucana (Torcaza) categorizada como En peligro, y Galictis cuja (Quique) categorizada como Vulnerable, todas categorizadas según el D.S. N° 05/1998, del Ministerio de Agricultura, que aprueba el Reglamento de la Ley de Caza.

En relación al endemismo, se encontraron 4 especies en esta condición: lagartija esbelta (Liolaemus tenuis) y culebra de cola larga (Philodryas chamissonis), junto las aves churrín del Norte (Scytalopus fuscus) y perdiz chilena (Nothoprocta perdicaria). En este sentido, de acuerdo con la información recopilada en terreno por el Titular, que fue presentada tanto en el Estudio de Flora y Vegetación como en el de Fauna, demuestran que el suelo que se verá alterado producto de las obras y/o acciones del Proyecto, corresponde a un suelo que sustenta especies vegetales y fauna en categoría de conservación, es más, alberga condiciones de hábitat que no se encuentran de forma natural en ninguna otra parte, lo que significa que las especies endémicas sólo es posible encontrarlas en forma natural en este lugar y no en otro.

 

En relación a las zonas de disposición del material estéril, el Titular ha descrito textualmente en su DIA  “(…) Para la disposición del material estéril de las Zonas de Extracción y del mineral agotado, luego del proceso de obtención de Óxidos de Tierras Raras, se han establecido tres sectores, denominadas para efectos de la DIA como Zonas de Disposición(…). La actividad de disposición consiste básicamente en disponer el mineral en las Zonas de Disposición de forma aterrazada, donde la materia es contenida por su propio peso y un muro frontal (de 25 metros), tomando las consideraciones de los aspectos necesarios para su estabilidad física(…) Las Zonas de Disposición abarcan un total de 58.3 ha”. De acuerdo a lo indicado por el Titular, la actividad minera generará aproximadamente 14.202.000 toneladas de material estéril, más el mineral agotado, los cuales serán ubicados en las zonas de disposición que corresponden a quebradas. En este sentido la disposición de este material generará variaciones en la textura del suelo, por procesos de compactación, deposición de partículas, formación de costras, erosión etc., producto del material que se irá acopiando en forma de relleno.Si bien, en el Anexo 2.4 de la DIA, “Estudio de estabilidad en zonas de disposición y extracción”, se señala que las zonas de disposición serán reforestadas, las condiciones actuales del suelo para sustentar vida no se vuelven a generar, lo que conlleva  una pérdida de hábitat para las especies de flora, vegetación y fauna presentes en la condición sin Proyecto.

Por lo anteriormente señalado, se concluye que las obras y/o acciones del Proyecto modifican de forma irreversible y permanente las propiedades físicas y biológicas del suelo que otorgan la facultad de producir y arraigar especies vegetales y sustentar vida, específicamente en las áreas utilizadas para la extracción del mineral y disposición de mineral agotado correspondientes a una superficie de 174 ha, generando una incapacidad para sustentar biodiversidad, es decir, se produce una alteración significativa de las condiciones que hacen posible la presencia y desarrollo de las especies y ecosistemas asociados. Por lo anterior, las obras y/o acciones del Proyecto generan un efecto adverso significativo sobre la los recursos naturales renovables y, por lo tanto, el proyecto genera los efectos, características y/o circunstancias del artículo 11 letra b) de la Ley N° 19.300.

10°      Sin perjuicio de lo señalado en el considerando anterior, además se hace presente que la DIA adolece de información esencial que permita descartar que el Proyecto genera o presenta un efecto adverso significativo sobre la cantidad y calidad de los recursos naturales renovables, incluidos el suelo, agua y aire, de acuerdo a lo dispuesto en la letra b) del artículo 11 de la Ley N° 19.300 y en el artículo 6° del Reglamento del SEIA, específicamente lo señalado en los literales b) y f):

b) “La superficie con plantas, algas, hongos, animales silvestres y biota intervenida, explotada, alterada o manejada y el impacto generado en dicha superficie. Para la evaluación del impacto se deberá considerar la diversidad biológica, así como la presencia y abundancia de especies silvestres en estado de conservación o la existencia de un plan de recuperación, conservación y gestión de dichas especies, de conformidad a lo señalado en el artículo 37 de la Ley”.

f) “El impacto generado por la utilización y/o manejo de productos químicos, residuos, así como cualquiera otras sustancias que puedan afectar los recursos naturales renovables”.

Respecto del literal b) del artículo 6 del Reglamento del SEIA:

 El Titular identificó un área de influencia para la componente Flora y Vegetación donde se señala que “…se ha definido la superficie de afectación directa por obras del Proyecto en donde habrá corta de formaciones vegetales más la superficie de afectación indirecta. Esto se refiere al área específica de despeje de vegetación, más una zona buffer aledaña en la cual se esperan efectos secundarios sobre la vegetación remanente… La distancia de efecto borde para este estudio se ha fijado en 50 metros para las zonas de extracción y disposición, mientras que para el bypass propuesto y caminos internos, el efecto borde se ha fijado en 20 metros, totalizando 304 ha al considerar las áreas de influencia directa (obras del Proyecto) e indirecta (buffer por efecto borde)”.

Al respecto, CONAF realizó un levantamiento en terreno, de acuerdo a lo indicado en su Ord. N° 50-EA/2016, encontrando en dos puntos la especie Gomortega keule (Mol.) Baillon (queule), dentro del área de influencia del Proyecto(en la zona indicada por el Titular como buffer para los caminos). Esta especie se encuentra declarada como Monumento Natural (D.S. N°13/1995, del Ministerio de Agricultura) y su categoría de conservación vigente es “En Peligro”, según el Reglamento de Clasificación de Especies vigente en nuestro país (D.S. N°151/2007, del Ministerio Secretaría General de la Presidencia. Por otra parte, CONAF señala que existe un área de alto valor de conservación, denominada “Queules de Tomé y Penco” el cual se encuentra dentro del área de influencia del Proyecto. Al respecto, el Titular en la DIA no presenta información relacionada con la presencia de esta especie, más aún presenta un estudio de Flora y Vegetación en el Anexo 3-6 de la DIA(no identifica esta especie).

Al respecto, es del caso indicar que el artículo 19 de la Ley N° 20.283, sobre recuperación del bosque nativo y fomento forestal, señala que se prohíbe “…la corta, eliminación, destrucción o descepado de individuos de las especies vegetales nativas clasificadas, de conformidad con el artículo 37 de la ley N° 19.300 y su reglamento, en las categorías de "en peligro de extinción", "vulnerables", "raras", "insuficientemente conocidas" o "fuera de peligro", que formen parte de un bosque nativo, como asimismo la alteración de su hábitat”. En este sentido, es importante señalar que este artículo hace mención tanto a la afectación de individuos, como a la alteración de su hábitat, por lo tanto a efecto de justificar la no generación de los efectos del artículo 11 de la Ley N° 19.300, el Titular omite información que permita a la autoridad evaluar si esta especie en categoría de conservación, los individuos o su hábitat, es alterada por las partes, obras y acciones del  proyecto.

La especie Gomortega keule (Mol.) Baillon, Queule, crece de preferencia en laderas de exposición sur, sur-este o sur-oeste, cercanas a cursos de agua o en valles con influencia oceánica.En este caso particular, su presencia se asocia a las quebradas existentes en el área de influencia del Proyecto y que serán intervenidas por las zonas de extracción o disposición definidas por el proyecto. En este sentido, dado que la presencia de esta especie en el área de influencia del Proyecto, tiene asociado la existencia de un hábitat que reúne condiciones especiales para que ésta pueda permanecer y reproducirse en este lugar y no en otro, se hace indispensable evaluar el impacto que las partes, obras y/o acciones del Proyecto tendrá sobre su hábitat y si su alteración afecta la permanencia de la especie, su capacidad de regeneración y la posibilidad de desarrollarse, cuestión que no ha sido abordada en la DIA. Por otra parte, considerando que existen antecedentes que esta especie posee problemas de dispersión de sus semillas y que el proyecto genera contaminación por material particulado sedimentable (MPS), el que se deposita y se adhiere al follaje de los árboles, se estima que esta alteración de su hábitat podría poner en riesgo la continuidad de esta especie. En efecto, de acuerdo a la estimación de emisiones del Proyecto éste generaría en el peak de la fase de operación, 1.060,1 ton/año de MPS, siendo 969,91 ton/ año generadas en los caminos debido al transporte, en cuyas zonas buffer CONAF evidenció la presencia de Queule.

Por lo anterior, se requiere información esencial de la especie Gomortega keule (Mol.) Baillon, Queule, que permita evaluar si el proyecto genera o no impactos adversos significativos sobre esta especie, teniendo en consideración  su ubicación y la extensión de su hábitat, la georreferenciación de los individuos presentes en el área de influencia del proyecto con especial atención en las quebradas, el análisis de afectación a los individuos y de la alteración de su  hábitat, considerando el efecto de las emisiones de MPS. Sin esta información, no es posible descartar que no se generen los efectos, características o circunstancias del artículo 11 de la Ley Nº 19.300.

Por otra parte, el proyecto intervendrá los cauces de los esteros El Cabrito y Penco debido a las obras de captación de agua (bocatoma) y a la extracción de 35 m3/h agua desde estos esteros (de uno o de ambos) durante toda su fase de operación estimada en 16 años. Al respecto, el Titular no presenta información sobre la ictiofauna presente en estos esteros, ni del efecto que provocará la disminución de su caudal en las condiciones del ecosistema que sustentan.  

Por lo anterior, se requiere información esencial que permita la evaluación de los efectos características y/o circunstancias del artículo 11 de la Ley N° 19.300 sobre la ictiofauna presente en los esteros El Cabrito y Penco, debiendo ser presentada como un estudio limnológico, que incluya una caracterización físico química de los sedimentos y de la columna de agua, y una caracterización de las comunidades biológicas presentes de ambos esteros, considerando la ictiofauna y macrofauna bentónica, además de la determinación del caudal ambiental en ambos esteros, considerando la estacionalidad. Sin esta información, no es posible descartar que no se generen los efectos, características o circunstancias del artículo 11 de la Ley Nº 19.300.

Respecto del literal f) del artículo 6 del Reglamento del SEIA, el impacto generado por la utilización y/o manejo de productos químicos, residuos, así como cualquiera otras sustancias que puedan afectar los recursos naturales renovables, es posible argumentar lo siguiente:

En el ítem “Operación Planta de Procesamiento de Mineral” presentada en el Capítulo 2 de la DIA “Descripción del Proyecto” el titular señala respecto del mineral agotado “El proceso de lavado consiste en una serie de mesas desaguadoras, en las cuales se adiciona agua en contracorriente para recuperar Tierras Raras y reactivos utilizados en el proceso, de forma que el mineral agotado esté en condiciones ambientalmente estables para ser enviado a la Zona de Disposición”, el mineral agotado corresponde al material de residuo del procesamiento de las arcillas provenientes de las zonas de extracción, que será dispuesto en las zonas de disposición ubicadas en las quebradas. Por otra parte, en el mismo ítem, el titular señala que se analizó la calidad de las aguas en relación a los reactivos utilizados en el proceso de extracción de Tierras Raras (regulación de pH: ácido sulfúrico e hidróxido de amonio; desorción: sulfato de amonio; y precipitación: bicarbonato de amonio) obteniéndose que en último lavado las concentraciones de estos parámetros son o mg/L de amonio y 246 mg/L  de sulfato, siendo la concentración de sulfato menor  lao indicado en el D.S N° 90/2001 (1.000 mg/l); NCH Riego 1.333/1978 (250 mg/l) e incluso de la NCH de Agua Potable 409/06 (500 mg/l).

Al respecto, el Titular no presenta antecedentes técnicos que permitan descartar la presencia de otros contaminantes en el mineral agotado el que será dispuesto en las quebradas, que producto de la extracción minera puedan ser liberados al medio, tales como sustancias radiactivas (Uranio, Torio, u otras), las que a consecuencia de la actividad de extracción, pudiesen  aparecen en el material agotado, u otros que antes no estaban disponibles o lo estaban en forma muy limitada.

En este sentido, y considerando que el material agotado del procesamiento de la arcillas serán ubicados en las zonas de disposición, que corresponden a quebradas, las cuales no serán impermeabilizadas, el titular no presenta la información necesaria para evaluar el impacto de los residuos, en este caso, el material agotado, sobre las características químicas del suelo donde se dispondrá este material, así como también impactos a otras matrices ambientales tales como las aguas superficiales y/ subterráneas presentes en el área de influencia del Proyecto, las cuales pudiesen verse afectadas producto del arrastre de dichos contaminantes a otras áreas, especialmente aguas abajo de las quebradas utilizadas como depósito de arcillas procesadas remanentes. Más aún, la DIA carece de un análisis sobre la composición química del material agotado, ni tampoco se presenta un análisis que acredite que el material agotado no corresponde a un residuo peligroso, lo que impide evaluar el impacto de la disposición de éstos sobre el suelo u otros componentes ambientales.

Por consiguiente, con la información presentada en la DIA del Proyecto, no es posible descartar que producto de las obras y/o acciones del mismo, éste no genere efectos adversos significativos sobre la calidad química del suelo producto de la disposición de material de descarte minero o en otras matrices ambientales como agua superficial o subterránea, es decir, no es posible descartar que no se generen los efectos, características o circunstancias del artículo 11 de la Ley Nº 19.300.

 

10.1     Que, a mayor abundamiento, de acuerdo a sus facultades legales, los OAECA competente, señalados en el Visto 2° de la presente Resolución, han señalado lo siguiente:

CONAF Región del Biobío, en su ORD. N°50- EA/2016 de fecha 13 de Julio de 2016, señala que: “… De la definición del área de influencia presentada para este proyecto, Capítulo de Flora y Vegetación, revela un buffer para caminos de 20 m, e indica que en esta zona se esperan efectos secundarios sobre la vegetación remanente. En esta zona,  fue divisada en dos puntos, la especie Keule que se encuentra dentro del Buffer de los caminos a utilizar, uniendo los puntos de extracción E3 – E-6 – E10. Esto fue detectado en las visitas realizadas por funcionarios de la Corporación para evaluar el proyecto.

La especie Keule, no fue detallada en la línea base de Flora y vegetación,  ya que la toma de datos no fue orientada a determinarla. En el proyecto se menciona un tipo de muestreo “preferencial”, el que está  orientado a unidades consideradas típicas o representativas de la vegetación existente. En este caso se indica que fueron ejecutados 120 puntos (acumulados en diferentes periodos de tiempo),  pero del muestreo realizado, sólo nueve puntos se encuentran en quebradas,  lugar en donde esta especie ha sido confinada en los procesos de fragmentación de su hábitat natural.

El tipo de muestreo utilizado para caracterizar la presencia/ausencia de Keule no es recomendable, ya que como lo menciona, “las unidades muestrales se sitúan en unidades consideradas típicas o representativas”, y en los predios donde se emplaza el proyecto la mayor superficie está poblada por especies exóticas, no dando cuenta de la existencia de esta especie que fue acorralada a las quebradas.

También, cabe  indicar que la empresa Forestal Arauco S.A, posee un Área de Alto Valor de Conservación, denominada Queules de Tomé y Penco, el cual se encuentra dentro del Predio  Coihueco y del área de influencia del proyecto, sitio no oficial, pero monumentado en terreno. Concordante con esto, en la página Web oficial de la empresa forestal, se detalla el sitio indicado  (http://www.arauco.cl/cmf/informacion.asp?idq=3274&parent=3271). Limítrofe a este lugar, el proyecto pretende emplazar un camino señalado como Bypass Ruta O-390, en cuya construcción podrían verse afectadas especies como Keule.

La especie Gomortega keule (Mol.) Baillon,  posee una localización reducida, en la zona existen relictos y se encuentran fragmentados, además, la especie posee problemas de dispersión de su semilla, y por esta razón cualquier alteración de su hábitat pondría en riego su continuidad. En la DIA no se entregan antecedentes relevantes y esenciales sobre ubicación de la especie, ni medidas de resguardo al potencial daño que se les pueda ocasionar por el flujo continuo de vehículos  en  las etapas de construcción y operación del proyecto, así como también del efecto de derrame de material hacia las quebradas de extracción y depositación de material.

En relación a los Antecedentes que justifiquen la existencia de aquellos efectos, características o circunstancias del artículo 11 de la Ley, señala: “…En la DIA presentada no se hace referencia alguna sobre la existencia de Gomortega keule en el entorno del proyecto, es más, existe una zona de alto valor ambiental declarado por Bosques Arauco en su sistema de certificación ambiental, el cual no es considerado en su análisis por el titular. Esta especie está declarada Monumento Natural a través del D.S. N° 13 de 1995, del Ministerio de Agricultura, por lo que la corta y alteración del hábitat de la especie está debidamente regulada, con una connotación de conservación para el país muy alta.

La Corporación Nacional Forestal realizó una revisión en terreno en busca de Queule, tanto en la zona de influencia directa como indirecta del proyecto, detectando ejemplares de esta especie cercanos a puntos de disposición, bypass a construir y en los caminos a utilizar. Se recalca que el muestreo utilizado por el titular es insuficiente para detectar la presencia/ausencia de Queule, en especial al interior de las quebradas en las zonas de influencia directa e indirecta, debiéndose establecer un completo recorrido de dichos sectores…”

El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de la Región del Biobío, en su ORD. N°50- EA/2016 de fecha 13 de Julio de 2016, señala que: “…Dado que el  proyecto realiza obras y acciones en cauces naturales, se requiere caracterización de la matriz biótica en cursos de agua mencionados, a fin de evaluar si existe o no afectación sobre este ecosistema”. En relación a los Antecedentes que justifiquen la existencia de aquellos efectos, características o circunstancias del artículo 11 de la Ley, señala: “El titular debe justificar que su actividad no daña la biota acuática nativa presente en el área de influencia directa del proyecto.

 

11°. Que, en virtud de los antecedentes y argumentos expuestos, en el Considerando N° 9 de la  presente Resolución, corresponde poner término anticipado al procedimiento de evaluación de impacto ambiental de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto por cuanto genera o presenta el efecto, característica o circunstancia del literal b) del artículo 11 de la Ley 19.300 y del literal a) del artículo 6° del D.S. N° 40/2012 Reglamento del SEIA requiriendo presentarse como un Estudio de Impacto Ambiental.

12°. Que, asimismo, de acuerdo a lo expuesto en el Considerandos N° 10 de la presente Resolución, la DIA del Proyecto carece de información esencial para descartar los efectos características o circunstancias de la letra b) del artículo 11 de la Ley 19.300 y en los literales b) y f) del artículo 6°del D.S N° 40/2012 Reglamento del SEIA, que no es posible de subsanar a través de Adenda, por cuanto el Titular no podría, respecto de los puntos contenidos en dichos considerandos “aclarar, rectificar o ampliar antecedentes”, ya que ellos están ausentes y que en rigor debiesen, según lo dispuesto en los artículos 12 bis y 18 bis de la Ley N° 19.300, y 19 y 48 del Reglamento del SEIA, haber sido incorporados al tiempo de presentación de la DIA.

13°. Que, en virtud de los antecedentes expuestos,

 

RESUELVO:

1°. PONER TÉRMINO anticipado al procedimiento de evaluación de impacto ambiental de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto “Proyecto Minero El Cabrito” presentado por el Señor Arturo Albornoz Wegertseder en representación de REE UNO SpA, conforme a lo dispuesto en el artículo 18 bis de la Ley N° 19.300, sobre Bases Generales del Medio Ambiente, y en el artículo 48 del Reglamento del SEIA, dado que:

El Proyecto genera o presenta el efecto, característica o circunstancia del literal b) del artículo 11 de la Ley 19.300 y del literal a) del artículo 6° del D.S. N° 40/2012 Reglamento del SEIA, requiriendo presentarse como un Estudio de Impacto Ambiental.

Y, por otra parte, el Proyecto carece de información esencial para descartar los efectos, características o circunstancias de la letra b) del artículo 11 de la Ley 19.300 y en los literales b) y f) del artículo 6°del D.S N° 40/2012 Reglamento del SEIA.

2°. DEVOLVER los antecedentes vinculados al Proyecto que se encuentren en poder de esta Dirección Regional del Servicio de Evaluación Ambiental, sin perjuicio de conservar el original de la DIA.

3°. TÉNGASE presente que contra la presente resolución se podrá recurrir, dentro del plazo de cinco días hábiles contados desde su notificación, ante esta Dirección Regional del Servicio de Evaluación Ambiental, de conformidad a lo preceptuado en el artículo 18 bis de la Ley Nº 19.300, sobre Bases Generales del Medio Ambiente.





Notifíquese y Archívese





Nemesio Javier Rivas Martínez
Director Regional del Servicio de Evaluación Ambiental
Región del Biobío




CUN

Distribución:

C/c:


Firmas Electrónicas:

El documento original está disponible en la siguiente dirección url: https://infofirma.sea.gob.cl/DocumentosSEA/MostrarDocumento?docId=e7/b2/cb7cb2b0a66870c040761b38bf5d693e3262


VER INFORMACIóN FIRMA DESCARGAR XML IMPRIMIR