VER INFORMACIóN FIRMA DESCARGAR XML IMPRIMIR


REPÚBLICA DE CHILE
SERVICIO DE EVALUACIÓN AMBIENTAL
XIV REGIÓN DE LOS RÍOS

Pone término a procedimiento de evaluación de impacto ambiental del proyecto"ADECUACIÓN CENTRAL HIDROELÉCTRICA SAN PEDRO"

Resolución Exenta Nº 074

Valdivia, 11 de Agosto de 2015



VISTOS:

1.   El Estudio de Impacto Ambiental (en adelante “EIA”) del proyecto "Adecuación Central Hidroeléctrica San Pedro", presentado por el señor Thomas Keller Lippold, en representación de Colbún S.A. (en adelante “el Proponente”), con fecha 10 de junio de 2015, admitido a trámite mediante Resolución Exenta N° 036/2015, de fecha 17 de junio de 2015, de la Dirección Regional del Servicio de Evaluación Ambiental (en adelante “SEA”) de la Región de Los Ríos.

2.   La Resolución Exenta Nº 0118, de fecha 23 de octubre de 2008 (en adelante RCA N° 0118/2008), mediante la cual la Comisión Regional del Medio Ambiente (en adelante “COREMA”) de la Región de Los Ríos, califica ambientalmente favorable EIA del proyecto “Central Hidroeléctrica San Pedro”, cuyo titular es Colbún S.A. (en adelante “el Titular”).

3.   La Resolución Exenta Nº 059, de fecha 05 de febrero de 2009 (en adelante RCA N° 059/2009), mediante la cual la COREMA de la Región de Los Ríos, califica ambientalmente favorable la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto “Adecuación de las Obras de la Central Hidroeléctrica San Pedro”, del mismo titular.

4.   Las observaciones y pronunciamientos de los Órganos de la Administración del Estado que, sobre la base de sus facultades legales y atribuciones, que participan en la evaluación del EIA, las cuales se contienen en los siguientes documentos:

Oficio Nº12.600/88 sobre la EIA, por Gobernación Marítima de Valdivia, con fecha 21/07/2015; Oficio Nº131 sobre la EIA, por Servicio Nacional Turismo, Región de Los Ríos, con fecha 28/07/2015; Oficio Nº524 sobre la EIA, por SEREMI de Transportes y Telecomunicaciones, Región de Los Ríos, con fecha 30/07/2015; Oficio Nº980 sobre la EIA, por DOH, Región de Los Ríos, con fecha 30/07/2015; Oficio Nº00444 sobre la EIA, por Ilustre Municipalidad de Los Lagos, con fecha 30/07/2015; Oficio Nº867 sobre la EIA, por Ilustre Municipalidad de Panguipulli, con fecha 31/07/2015; Oficio Nº255 sobre la EIA, por CONADI, Región de Los Ríos, con fecha 31/07/2015; Oficio Nº493 sobre la EIA, por SAG, Región de Los Ríos, con fecha 31/07/2015; Oficio Nº019 sobre la EIA, por SEREMI de Energía, Región de Los Ríos, con fecha 31/07/2015; Oficio Nº1368 sobre la EIA, por SEREMI de Salud, Región de Los Ríos, con fecha 31/07/2015; Oficio Nº303 sobre la EIA, por SEREMI de Agricultura, Región de Los Ríos, con fecha 31/07/2015; Oficio Nº15-EA/2015 sobre la EIA, por CONAF, Región de Los Ríos, con fecha 31/07/2015; Oficio Nº(D.AC.) ORD. SEIA. Nº 287 sobre la EIA, por Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, con fecha 31/07/2015; Oficio Nº1058 sobre la EIA, por SEREMI MOP, Región de Los Ríos, con fecha 31/07/2015; Oficio Nº6143 sobre la EIA, por Servicio Nacional de Pesca, Región de Los Ríos, con fecha 31/07/2015; Oficio Nº277 sobre la EIA, por SEREMI Medio Ambiente, Región de Los Ríos, con fecha 31/07/2015; Oficio Nº980 sobre la EIA, por DOH, Región de Los Ríos, con fecha 30/07/2015; Oficio Nº742 sobre la EIA, por SEREMI de Vivienda y Urbanismo, Región de Los Ríos, con fecha 31/07/2015; Oficio Nº2452 DRGA sobre la EIA, por SERNAGEOMIN, Zona Sur, con fecha 04/08/2015; Oficio N°2319 sobre EIA, por Consejo de Monumentos Nacionales, con fecha 10/08/2015.

5.   El Oficio Ord. N°150.575 de la Dirección Ejecutiva del SEA, de fecha 24 de marzo de 2015, que “Actualiza instrucciones sobre criterios para realizar la evaluación ambiental en etapas tempranas y, si correspondiere, poner término anticipado al procedimiento administrativo de evaluación de impacto ambiental”.

6.   Los demás antecedentes que constan en el expediente de evaluación del EIA del proyecto denominado "Adecuación Central Hidroeléctrica San Pedro".

7.   Lo dispuesto en la Ley Nº 19.300, Sobre Bases Generales del Medio Ambiente; el D.S. Nº 40, de 2012, del Ministerio del Medio Ambiente, Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (en adelante “Reglamento del SEIA”); la Ley N° 19.880, que Establece Bases de los Procedimientos Administrativos que Rigen los Actos de los Órganos de la Administración del Estado; la Ley N° 18.575, Ley Orgánica Constitucional de Bases Generales de la Administración del Estado; la Resolución Nº 1.600, de 2008, de la Contraloría General de la República, que fija Normas sobre Exención del Trámite de Toma de Razón.

CONSIDERANDO:

1.   Que, con fecha 10 de junio de 2015, el señor Thomas Keller Lippold, en representación de Colbún S.A., presentó el EIA del proyecto denominado "Adecuación Central Hidroeléctrica San Pedro" ante la Dirección Regional del SEA de la Región de Los Ríos.

2.    Que, con fecha 17 de junio de 2015, mediante Resolución Exenta N° 036/2015 de la Dirección Regional del SEA de la Región de Los Ríos, se admite a trámite el EIA del Proyecto.

3.   Que, el Proyecto ingresa al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (en adelante “SEIA”), de acuerdo a lo establecido en el artículo 2 letra g) del D.S. N° 40/2012, Reglamento del SEIA, por configurar un cambio de consideración, específicamente respecto al literal c) del artículo 3 del mismo reglamento, relativo a “Centrales generadoras de energía mayores a 3 MW”.

4.   Que, en base a los antecedentes presentados por el Proponente, el Proyecto consistirá en la adecuación de las obras del Proyecto Original denominado “Central Hidroeléctrica San Pedro” para adaptarse a las nuevas condiciones geológicas detectadas durante el despeje de vegetación del sector de obras y la construcción de las obras de desvío, que motivaron la postergación del inicio de las obras civiles principales de la central aprobada mediante RCA N° 118/2008 y RCA N° 059/2009, citadas en los Vistos 2 y 3, respectivamente, de la presente Resolución.

El proyecto no modifica su ubicación original, situándose en la comuna de Los Lagos, provincia de Valdivia, Región de Los Ríos, cercano a la ruta T-39 entre las ciudades de Los Lagos (a 27 km aprox.) y Panguipulli (a 24 km aprox.). Las obras del Proyecto requieren de un área total de aproximadamente 47 hectáreas, sin embargo, parte del área donde se emplazarán las obras del Proyecto ya fueron evaluadas en el marco del Proyecto Original, donde algunas de las obras aprobadas han sido ejecutadas (15 %), por lo que el área nueva a ser intervenida por el actual proyecto de adecuación corresponde a 36,2 hectáreas (85 %).

Las coordenadas geográficas (Datum WGS 84) de referencia del emplazamiento del Proyecto, son las siguientes:

 

Tabla 1. Coordenada de referencia del proyecto.

Obra

Este

Norte

Muro

707.255

5.596.036

Las principales obras presentadas en esta evaluación ambiental corresponden a: (a) reforzamiento de la ladera sur para mantener los estándares de seguridad durante la construcción y operación de la central; (b) las adecuaciones de las obras propias de la central que se requieren para adaptarse a las nuevas condiciones geológicas; y (c) modificaciones en las instalaciones de apoyo a la construcción que son requeridas debido a la reubicación de algunas obras y a las mismas adecuaciones, respecto del Proyecto Original. Adicionalmente, el presente Proyecto considera un aumento de la capacidad de generación de la central del Proyecto Original para llegar a un máximo de 170 MW, como resultado de la optimización de la producción de electricidad.

5.   Que, considerando que el proyecto en evaluación se trata de una modificación a un proyecto original que cuenta con RCA, se debe tener presente lo señalado en el artículo 11 ter de la Ley N° 19.300, el cual indica que “En caso de modificarse un proyecto o actividad, la calificación ambiental deberá recaer sobre dicha modificación y no sobre el proyecto o actividad existente, aunque la evaluación de impacto ambiental considerará la suma de los impactos provocados por la modificación y el proyecto o actividad existente para todos los fines legales pertinentes”.

6.   Que, la Ley N° 19.300 considera dentro de sus principios, el principio preventivo “resultando el instrumento jurídico que mejor respondía a la necesidad de integrar el medio ambiente en la programación y ejecución de proyectos y obras de relevancia económica, evitando o adoptando las cautelas con anterioridad a la iniciación de actividades contaminantes o dañinas para el medio natural, en lugar de combatir con posterioridad sus efectos”.[1] (énfasis agregado).

Para cumplir lo anterior, se requiere que el Proyecto que se somete a evaluación, cuente con los contenidos mínimos, los cuales, para el caso de los EIA, se encuentran establecidos en el artículo 12 de dicha ley, a saber:

a) Una descripción del proyecto o actividad;

b) La descripción de la línea de base, que deberá considerar todos los proyectos que cuenten con resolución de calificación ambiental, aun cuando no se encuentren operando;

c)  Una descripción pormenorizada de aquellos efectos, características o circunstancias del artículo 11 que dan origen a la necesidad de efectuar un Estudio de Impacto Ambiental;

d) Una predicción y evaluación del impacto ambiental del proyecto o actividad, incluidas las eventuales situaciones de riesgo. Cuando el proyecto deba presentar un Estudio de Impacto Ambiental por generar alguno de los efectos, características o circunstancias señaladas en la letra a) del artículo 11, y no existiera Norma Primaria de Calidad o de Emisión en Chile o en los Estados de referencia que señale el Reglamento, el proponente deberá considerar un capítulo específico relativo a los potenciales riesgos que el proyecto podría generar en la salud de las personas;

e) Las medidas que se adoptarán para eliminar o minimizar los efectos adversos del proyecto o actividad y las acciones de reparación que se realizarán, cuando ello sea procedente;

f)  Un plan de seguimiento de las variables ambientales relevantes que dan origen al Estudio de Impacto Ambiental; y

g) Un plan de cumplimiento de la legislación ambiental aplicable.

De esta manera, la presentación realizada por el titular en el procedimiento administrativo de evaluación, debe cumplir con los requisitos mínimos que le permitan a los órganos de la administración del Estado con competencia ambiental realizar una completa evaluación de los impactos ambientales de un proyecto, de tal manera que baste por sí misma para determinar el cumplimiento de la normativa ambiental y evaluar la presencia o generación de los efectos, características o circunstancias (en adelante, los ECC) del artículo 11 de la Ley N° 19.300, que determinan la presentación del EIA y si las medidas de mitigación, reparación o compensación son las adecuadas para hacerse cargo de dichos ECC.

7.   Que, en concordancia con lo anterior, el inciso primero del artículo 15 bis de la Ley N° 19.300 establece que “Si el Estudio de Impacto Ambiental carece de información relevante o esencial para su evaluación que no pudiere ser subsanada mediante aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones, el Director Regional o el Director Ejecutivo, así lo declarará mediante resolución fundada, ordenando devolver los antecedentes al titular y poniendo término al procedimiento”.

8.   Que, por su parte, junto con reiterar lo anterior, el inciso final del artículo 36 del Reglamento del SEIA dispone que “(…) se entenderá que el Estudio carece de información relevante para su evaluación, cuando no se describen todas las partes, obras o acciones del proyecto o actividad sometido al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, o sus distintas etapas; y se entenderá que carece de información esencial para su evaluación cuando, sobre la base de los antecedentes presentados, no es posible evaluar la presencia o generación de efectos, características o circunstancias del artículo 11 de la ley, ni determinar si las medidas de mitigación, reparación y compensación propuestas son adecuadas, así como tampoco la efectividad del plan de seguimiento”.

9.   Que, en el mismo sentido, con fecha 24 de Marzo de 2015 se dicta el Ord. N° 150.575 de la Dirección Ejecutiva del SEA, el cual adjunta el documento que “Imparte instrucciones sobre criterios para realizar la evaluación ambiental en etapas tempranas y, si correspondiere, poner término anticipado al procedimiento administrativo de evaluación de impacto ambiental”.

Dicho documento define que la información relevante corresponde a aquella información indispensable para la comprensión del proyecto o actividad como unidad, sin que falten partes o elementos, así como también de la forma en que éste/a se desarrollará, en las distintas etapas sometidas a evaluación ambiental, atendido él o los literales del artículo 10 de la Ley N° 19.300 que resulten aplicables al proyecto o actividad que se somete a evaluación, o bien, a las partes, obras o acciones del mismo.

Además, define que la información esencial para la evaluación de un EIA es la necesaria para asegurar que cada uno de los ECC se encuentren debidamente identificados y que se hayan descrito las correspondientes medidas de mitigación, reparación y/o compensación asociadas a cada uno de ellos, de manera de poder determinar si las medidas son adecuadas para hacerse cargo de los mismos; así como el respectivo seguimiento ambiental de las variables relevantes, que dieron origen a la necesidad de presentar el EIA, para poder determinar su eficacia.

10.Que, de conformidad a las normas y criterios citados, y examinados los antecedentes presentados, cabe señalar que el EIA del Proyecto no presenta información esencial para poder continuar con su evaluación ambiental, por cuanto:

10.1.        No se considera dentro del área de influencia la zona del embalse y por ende no se presenta la línea base actualizada del área comprendida entre la presa y la cola del embalse considerando el nuevo escenario geológico, lo que no permite asegurar e identificar la presencia o generación de efectos, características o circunstancias (ECC) del artículo 11 de la Ley en el sector del embalse, ni determinar si las medidas de mitigación, reparación y compensación para estos ECC son adecuadas, así como tampoco la efectividad del plan de seguimiento para las variables ambientales.

Lo anterior, se sustenta y fundamenta en que de acuerdo a lo señalado por el proponente en el Capítulo 3 de la Línea Base del proyecto se indica que “Es importante señalar que el presente proyecto no considera la evaluación ambiental del sector del embalse de la Central Hidroeléctrica San Pedro, el cual ya se encuentra aprobado ambientalmente en el Proyecto Original y no será modificado, en su extensión, cota y superficie en el presente Proyecto”, dicha aseveración no puede ser corroborada con los antecedentes presentados por el proponente, toda vez que los modelos geológicos e hidrogeológicos presentados para la zona del muro incluyen antecedentes nuevos y relevantes que modifican de manera considerable la caracterización del entorno, y cambian el escenario aprobado en el proyecto anterior (EIA-Original).

Asimismo, el proponente señala además que “para los componentes del Ecosistema Acuático Continental (calidad del agua superficial, Biota -incluido el componente Algas- y Sedimentos), así como la Hidrología, en la Línea de Base (Capitulo 3 de este EIA) se presenta exclusivamente una contextualización de información respecto de la obtenida en el Proyecto Original. Lo anterior sólo a modo de referencia a partir de mediciones en algunos puntos representativos, con la finalidad de informar el estado de dichos elementos del medio ambiente a la fecha, por lo que no se definió un área de influencia para dichos componentes” (lo subrayado es nuestro).

Sin embargo el proyecto “Adecuación Central Hidroeléctrica San Pedro” se presenta a evaluación ambiental “como una modificación del proyecto original, para adaptarse a las nuevas condiciones geológicas detectadas durante el despeje de vegetación del sector de obras y la construcción de las obras de desvío (primeras excavaciones), que motivaron la postergación del inicio de las obras civiles principales de la central, por cuanto en el momento de la construcción de las obras se detectaron tres (3) hallazgos geológicos que corresponden a: (i) movimientos locales en la ladera sur, (ii) grietas en la ladera norte y (iii) fallas en el cauce del río San Pedro” (lo subrayado es nuestro).

Considerando que la evaluación de una modificación de un proyecto se debe realizar sobre la base de lo establecido en el artículo 11 ter de la Ley, el cual establece que “la evaluación de impacto ambiental considerará la suma de los impactos provocados por la modificación y el proyecto o actividad existente para todos los fines legales pertinentes”, es de vital relevancia contar con antecedentes suficientes relativos a los impactos generados por el proyecto original que se encuentra calificado ambientalmente junto a los impactos del proyecto que se presenta a evaluación ambiental, toda vez que sólo considerando la suma de ambos proyectos podrá realizarse una evaluación ambiental de los efectos sinérgicos que se pueden generar en el área de influencia. Para ello resulta indispensable contar con una caracterización actualizada de las condiciones geológicas en la zona del embalse y aguas abajo de la presa, a objeto de identificar y evaluar potenciales impactos. Lo anterior, teniendo presente que el modelo geológico actualizado (presentado para la zona de la presa), modifica componentes estructurales, hidrogeológicos y de peligros en toda el área del proyecto y no solamente en la zona del muro, es por esta razón que es indispensable realizar la evaluación sobre toda el área comprendida entre el punto de restitución, aguas abajo de la presa, y el punto aguas arriba hasta donde exista influencia sobre el río San Pedro debido al embalsamiento (cola del embalse).

En base a lo anterior, se concluye que no se presentan los antecedentes mínimos para sustentar una línea de base que permita realizar un análisis pormenorizado respecto de los  ECC del artículo 11 de la Ley, por cuanto la línea de base presentada vinculada al EIA del proyecto anterior resulta insuficiente considerando la existencia de nuevos antecedentes geológicos que repercuten en el desarrollo y actualización de los modelos hidrogeológicos en el área de embalse.

10.2.        Asimismo, se debe considerar que la información presentada en la Línea de Base del proyecto respecto a los componentes Geología, Hidrogeología y Geomorfología, se basan en informes realizados por expertos los cuales al ser analizados en detalle, dejan en evidencia conclusiones contradictorias, generando incertidumbres en la certeza de la información presentada en dicho capítulo. En este sentido, se debe tener presente que dicha incertidumbre no permite realizar una correcta evaluación del entorno en donde se emplaza el proyecto, teniendo esto como consecuencia la imposibilidad de poder descartar la generación o presencia de los ECC del artículo 11 de la Ley, constituyendo por lo tanto la falta de información esencial de acuerdo a los términos establecidos en el artículo 36 del Reglamento del SEIA.

10.3.        En el numeral 6.1.1 del Capítulo 1 del EIA, el proponente describe las obras asociadas a la construcción de una galería de drenaje en la ribera sur del río San Pedro para disminuir la presión del agua que afecta las superficies de movimiento. Al respecto, el proponente señala que “(…) La galería se excavará principalmente en roca tipo esquisto a una cota superior a la del embalse. Tendrá una longitud aproximada de 1.100 m y una sección tipo herradura de paredes rectas de ancho estimado 2,8 m y alto estimado 3,2 m. Constará de una galería principal que recorre la ladera en dirección paralela al río y de ramales más cortos que se introducen en la ladera. La galería principal tendrá un acceso al este de los portales de entrada de los túneles de desvío, otro en el sector del pique de desagüe de fondo y un tercer al oeste de los portales de salida de dichos túneles. La galería será complementada con perforaciones de drenaje a manera de abanicos para optimizar su capacidad de recolección del agua a través del macizo rocoso. Se estima que durante la fase de operación el caudal de la galería de drenaje será en promedio 8 L/s por cada acceso y de 20 L/s en caso de lluvias extremas. El agua obtenida desde las galerías no tendrá carga sedimentaria, por lo que será descargada al embalse y al río (…)”.

A partir de lo anterior, el proponente no presenta antecedentes esenciales para asegurar que cada uno de los efectos, características o circunstancias del artículo 11 de la Ley N° 19.300 se encuentren identificados, lo anterior, por cuanto se desconoce la calidad físico-química de las aguas subterráneas drenadas en la ladera, las cuales serán descargadas directamente al río San Pedro así como tampoco la disminución de niveles de agua subterránea.

En este sentido, no se ha caracterizado física y químicamente dicha descarga ni se ha cuantificado la disminución de las aguas subterráneas por la actividad de drenaje, por lo que sus efectos potenciales en el cuerpo receptor y en la hidrogeología no han sido ponderados. Dicha ausencia de información no permite evaluar o descartar la generación de impactos significativos sobre la fauna íctica, bentónica y ripariana del río San Pedro, de acuerdo a lo señalado en el literal b) del artículo 11 de la Ley, relativo a efectos adversos significativos sobre la cantidad y calidad de los recursos naturales renovables, incluidos el suelo, agua y aire.

10.4.        Que, a mayor abundamiento, los Órganos de la Administración del Estado con competencia ambiental que han participado en el proceso de evaluación ambiental, han efectuado las siguientes observaciones, en relación al análisis del artículo 36 de la Ley:

10.4.1.   Mediante Oficio Ord N° 2452 DRGA, recepcionado en fecha 04 de agosto del 2015, SERNAGEOMIN ha señalado lo siguiente:

“(…) Una de las principales modificaciones al marco geológico presentado en el EIA-Original, es que dado los nuevos antecedentes presentados en el presente EIA, se evidencia la existencia de un medio geológico con un alto control estructural tanto a escala regional como a escala local, lo que no había sido bien descrito en el EIA-Original. Se caracteriza un basamento metamórfico de edad paleozoica, que en el presente estudio se redefine como una unidad fracturada y meteorizada, y que se subdivide en tres horizontes con diferentes grados de fracturamiento y meteorización, que según expone el Titular, disminuye su grado con la profundidad (IIA, IIB y PzIII)(..)”. Al respecto, añade que “(…) El nuevo escenario geológico e hidrogeológico, que evidencia un medio fracturado en roca anisótropa y con presencia de acuíferos, indica que se debe volver a evaluar la interacción entre el cauce, el agua embalsada, y el sistema acuífero. Esto ya que se podrían generar variaciones importantes en el nivel freático, con un aumento en el grado de saturación de los niveles más permeables; aumentar la presión de poros en zonas de debilidad estructural; y producir drenaje o filtración, pudiendo generarse así impactos ambientales de consideración. Una variación significativa del nivel del agua subterránea, podría por ejemplo secar vertientes que alimentan ecosistemas, o generar nuevas vertientes en lugares donde antes no se vertía agua. Por otra parte, una recarga lateral de agua superficial que ingresa al régimen subterráneo, implicaría que la calidad química del agua subterránea podría variar y, de esta manera, afectar las componentes ambientales. Finalmente, es de suma importancia considerar que el ingreso de agua al sistema subterráneo tiene como efecto un aumento en la presión de poros, afectando la estabilidad de los taludes y en consecuencia generar remociones en masa (…)”.

Además, se concluye que “(…) Del análisis de la información geológica presentada en el Subcapítulo 4.1.4, se estima que si bien el titular presenta cartografía geológica-estructural a escala adecuada para el área de construcción del muro de la presa, no se presenta información a escala adecuada para el vaso de inundación ni para toda el área de influencia del proyecto. En efecto, tal como se indica que “el modelo geológico actualizado fue utilizado como base para determinar las adecuaciones a las obras del proyecto original”, corresponde también evaluar los impactos sobre la base del nuevo modelo geológico a toda el área del proyecto. En consecuencia, se estima que falta información geológica-estructural de superficie y en profundidad relevante e indispensable para la comprensión total del proyecto. El nuevo modelo geológico-estructural tiene incidencia directa en los aspectos de calidad del macizo rocoso, de la hidrogeología (comportamiento del agua subterránea) y de la ocurrencia de eventos de remociones en masa (…)”.

Asimismo, el SERNAGEOMIN indica que “Por otra parte, y en el contexto del artículo 11 de la Ley 19.300, este Servicio notifica a la Dirección General de Aguas (DGA) acerca de un drenaje desde el acuífero en la ladera sur, hacia el río San Pedro, durante la Fase de Construcción. En los antecedentes presentados en los perfiles geológicos y en la piezometría, se muestra que los dos túneles de la ribera sur se han construido en las unidades IIB y PzIII, los que deberían mostrar niveles saturados, razón por la cual se deduce que el acuífero debe haber sido drenado durante la fase de construcción. Esta hipótesis se confirma en el Capítulo 1 - Descripción de Proyecto, donde el Titular entrega antecedentes que confirman que durante la construcción de estos túneles se drenó el acuífero:

Del análisis de la variación del nivel freático en el tiempo se concluyó que la construcción del pique de desagüe de fondo y de los túneles de desvío contribuyó de manera importante a disminuir el nivel de la napa de la ladera sur. La reducción de la napa por efecto de las excavaciones subterráneas es coincidente con la notoria disminución de los movimientos superficiales registrados una vez que se terminaron de construir los túneles y el pique.

Este drenaje modifica significativamente el sistema hidrogeológico en el sector de la ladera sur, producto del abatimiento de la napa, y las consecuencias ambientales deben ser evaluadas. El drenaje del acuífero a través de los túneles podría ahora tener alguna implicancia sobre los ecosistemas las que se deben evaluar”.

Adicionalmente, el SERNAGEOMIN señala que “Del análisis de la información geológica presentada en el Subcapítulo 5.2.3 Geología y Geomorfología del EIA-Original, y de acuerdo a los nuevos antecedentes geológicos que se tienen a la vista, se estima que falta información geológica-estructural de superficie y en profundidad relevante e indispensable para la comprensión y diseño del proyecto. El modelo geológico-estructural es incompleto y a una escala no adecuada, lo cual tiene incidencia directa en los aspectos de calidad del macizo rocoso, de la hidrogeología (comportamiento del agua subterránea) y de la ocurrencia de eventos de remociones en masa, los cuales a su vez son elementos relevantes para evaluar los impactos ambientales del proyecto”.

Finalmente, respecto al modelo hidrogeológico el SERNAGEOMIN indica que “Un modelo hidrogeológico se sustenta en la geología que describe el área de interés. Dado los nuevos antecedentes que se exponen en el presente EIA-Adecuación, se invalida el modelo hidrogeológico que fue evaluado en el EIA-Original, ya que no utiliza un modelo geológico adecuado. La existencia de unidades hidrogeológicas compuestas por roca fracturado y meteorizada, y la existencia de acuíferos, modifican de manera importante la dinámica acuífera del sector, ya que se agrega al modelo conceptual la presencia de un medio fracturado capaz de transmitir y alojar agua, lo que la hace más vulnerable a la influencia del Proyecto, pudiendo verse afectadas otras componentes ambientales.

Se debe evaluar para toda el área de influencia del Proyecto, el cual deberá ser redefinida en base a los nuevos antecedentes, un modelo hidrogeológico conceptual que incorpore la nueva configuración estratigráfica y estructural, de manera de caracterizar de manera adecuada el medio a través del cual se transporta el agua subterránea, y como se verá afectada por el Proyecto”.

10.4.2.   Mediante Oficio Ord N° 735, recepcionado en fecha 31 de julio del 2015, la Dirección General de Aguas de la Región de Los Ríos, ha señalado lo siguiente:

En relación a la Línea Base respecto de los componentes Geología, Hidrogeología y Geomorfología se observan incertidumbres sobre aspectos relevantes que no se consideran debidamente abordados y cuyos informes de respaldos no son suficientemente concluyentes:

Hay discordancia entre las apreciaciones de INGEROC Geológico-Geotécnico Presa San Pedro marzo de 2012 y RIZZO con INGETEC “Evaluación Geotécnica y Diseño Conceptual de Solución de Estabilidad de sitio CH San Pedro” Septiembre 2012, por mega movimiento en masa en la ribera izquierda del Rio San Pedro (pág. 84 Anexo GEO-1 Parte 1, volumen VI).

El informe Geológico-Geotécnico Presa San Pedro, INGEROC marzo de 2012, Anexo GEO-1 parte 2 (pág. 48 de 52) concluye que la zona bajo el rio está siendo afectada por el empuje principal de la ribera SUR (izquierda), concluye que hay fallas en la parte central de la presa, recomienda además varias acciones para disminuir incertezas que aún persisten.

El informe de octubre 2012 de Murray Gillon, señala que la visita cuyo objetivo, entre otros, es dar una mirada conjunta al diseño de solución de estabilidad de las riberas propuesto por INGETEC, llamada por el titular medidas de remediación, tuvo una duración de 2 días y que el tiempo fue escaso, así como también la información disponible en inglés fue escasa, por lo que las propuestas de INGETEC no fueron analizadas en detalle.

Señala Gillon que el periodo de monitoreo es breve por lo que es importante continuarlo en todos los inclinómetros. Recomienda al especialista Erik Mikkelsen, para realizar análisis pericial de la interpretación de los inclinometros y recomienda realizar un estudio geológico especializado de los informes de INGEROC e INGETEC, por parte Wynfrith Riemer, para adoptar una postura en definitiva, ya que los informes son muy distintos.

Murray Gillon condiciona su opinión a obtener resultados favorables de las apreciaciones de los 2 expertos que recomendó.

Por su parte del informe del experto WYNFRITH RIEMER llaman la atención los siguientes aspectos:

Destaca menoscabos (problemas en los testigos de sondajes) que dificultan la interpretación geológica (pág. 3 apéndice GEO-7 volumen VII). Por ejm: En relación con la orientación de las cizallas y continuidad, representa el problema de no poder determinarlas con las perforaciones, por lo que esa materia estaría sujeta a interpretaciones.

Señala que ninguna de las observaciones que el menciono sirve para rechazar decididamente la hipótesis del Derrumbe Molino (tesis de megadeslizamiento Propuesta por INGEROC), solo obliga a calificarlo como poco probable.

En relación con los aspectos hidrogeológicos señala que en la zona del proyecto existen probables complicaciones en las condiciones hidrogeológicas, entre ellas existencia de manantiales, niveles de agua con cota notablemente superior a la napa freática principal, posible presencia de barreras o fuertes no homogeneidades en el acuífero, cuestiones que no han sido consideradas en el modelo hidrogeológico realizado por INGETEC.

Lo anterior son condiciones propensas a afectar la estabilidad de la ladera, la dificultad se presenta en que la información piezométrica disponible no alcanza para elucidar en el detalle deseable la complejidad hidrogeológica que se suele desarrollar en roca con fallas tectónicas y materiales superficiales heterogéneos.

Existe el riesgo de cualquier cambio del campo de tensiones en el estribo derecho será propenso de iniciar o acentuar el agrietamiento de la roca.

No descarta la posibilidad del derrumbe el molino y señala que es geométricamente viable.

Señala que a pesar del volumen excepcional de investigaciones del subsuelo, el asentamiento geológico deja incertidumbres que invitan a controversias de interpretación. Sugiere registros de video o ultrasónicos de los pozos de perforación, pero se lamenta de que los pozos ya no son accesibles y en la situación actual resulta difícil exigir perforaciones adicionales. Recomienda varias acciones y da a conocer algunas desventajas de construir los contrafuertes con tendones.

En la ladera derecha persiste incertitud al tratamiento apropiado a aplicar y recomienda más investigación.

Todas las incertidumbres expuestas determinan que la línea base no está definida, especialmente en la geología y su directa relación con la hidrogeología y que por lo tanto los modelos adoptados no configuran los escenarios más desfavorables, para la posterior predicción y evaluación de los impactos ambientales sobre otras componentes, tales como los recursos hídricos. Se debe complementar la información y realizar la reevaluación de los impactos en los escenarios más desfavorables”.

10.4.3.   Mediante Oficio Ord. N°277, recepcionado en fecha 03 de agosto del 2015, de la SEREMI del Medio Ambiente de la Región de Los Ríos, ha señalado lo siguiente:

“(…) El probable cambio en las características fisicoquímicas del agua superficial, aguas debajo de la presa, derivadas del ingreso del agua subterránea que será drenada en las galerías de drenaje. Cabe destacar que en la Región de Los Ríos las características fisicoquímicas de las aguas superficiales (ríos y lagos) difieren considerablemente de las características fisicoquímicas de las lagunas subterráneas. Por lo cual sin duda el ingreso al sistema fluvial y estuarial de agua subterránea de forma permanente puede generar alteraciones en la calidad fisicoquímicas del agua superficial de los ríos San Pedro Calle-Calle y Valdivia (…)”.

11.       Que en virtud de lo expuesto en el Considerando 10, es posible concluir que los antecedentes presentados en el EIA del Proyecto son insuficientes para asegurar que cada uno de los efectos, características y circunstancias se encuentren debidamente identificados. La importancia de la información omitida es tal, que su ausencia no es susceptible de ser subsanada mediante aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones posteriores, y, por lo mismo, resulta imposible continuar la evaluación ambiental del Proyecto de forma adecuada en etapas tempranas e implica una falta de garantía para la realización de un Proceso de Participación Ciudadana informada y oportuna.

12.Que, sobre la base de los antecedentes que constan en el expediente de evaluación de EIA, este Servicio ha podido concluir que el Proyecto carece de información esencial para su evaluación, conforme a lo expuesto en el Considerando 10 del presente acto administrativo, la cual no es susceptible de ser subsanada mediante una solicitud de aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones, por lo que corresponde poner término anticipado al procedimiento.

13.Que, en virtud de los antecedentes expuestos,

 


[1]      Garrido Cuenca, Nuria: “Evaluación ambiental de proyectos, planes y programas”, en: Tratado de Derecho Ambiental, (Luis Ortega Álvarez, Consuelo Alonso García, Directores, Rosario de Vicente Martínez, Coordinadora), Tirant Lo Blanch, Valencia, 2013, p. 260. 

RESUELVO:

 1.   PONER TÉRMINO ANTICIPADO al procedimiento de evaluación de impacto ambiental del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto "Adecuación Central Hidroeléctrica San Pedro", presentado por el señor Thomas Keller Lippold, en representación de Colbún S.A., admitido a trámite con fecha 17 de junio de 2015 mediante Resolución Exenta N° 036/2015 de la Dirección Regional del Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Los Ríos, de acuerdo a lo establecido en el artículo 15 bis de la Ley N° 19.300 sobre Bases Generales del Medio Ambiente y en el artículo 36 del Reglamento del Sistema de Evaluación Impacto Ambiental, por cuanto falta información esencial para proseguir con la evaluación ambiental del mismo, de acuerdo a los antecedentes y fundamentos expuestos en el Considerando 10 de la presente resolución.

2.   DEVOLVER los antecedentes vinculados al Proyecto que se encuentren en poder de esta Dirección Regional, sin perjuicio de conservar el expediente de evaluación de impacto ambiental del proyecto, incluido el original del Estudio de Impacto Ambiental.

3.   HACER PRESENTE que en contra de la presente resolución se podrá deducir recurso de reposición dentro del plazo de cinco días hábiles contados desde su notificación, ante esta Dirección Regional, de conformidad a lo preceptuado en el artículo 15 bis de la Ley Nº 19.300.

 

Notifíquese y Archívese





Jaime Moreno Burgos
Director Regional del Servicio de Evaluación Ambiental
Región de Los Ríos




ESP/COC/CRAR

Distribución:
  • Thomas Keller Lippold
  • SERNAGEOMIN, Zona Sur
  • Consejo de Monumentos Nacionales
  • Subsecretaría de Pesca y Acuicultura
  • Superintendencia de Servicios Sanitarios
  • CONADI, Región de Los Ríos
  • CONAF, Región de Los Ríos
  • DGA, Región de Los Ríos
  • DOH, Región de Los Ríos
  • Gobernación Marítima de Valdivia
  • Gobierno Regional, Región de Los Ríos
  • Ilustre Municipalidad de Los Lagos
  • Ilustre Municipalidad de Panguipulli
  • SAG, Región de Los Ríos
  • SEC, Región de Los Ríos
  • SEREMI de Agricultura, Región de Los Ríos
  • SEREMI de Energía, Región de Los Ríos
  • SEREMI de Salud, Región de Los Ríos
  • SEREMI de Transportes y Telecomunicaciones, Región de Los Ríos
  • SEREMI de Vivienda y Urbanismo, Región de Los Ríos
  • SEREMI Medio Ambiente, Región de Los Ríos
  • SEREMI MOP, Región de Los Ríos
  • Servicio Nacional de Pesca, Región de Los Ríos
  • Servicio Nacional Turismo, Región de Los Ríos
C/c:
  • Encargado PAC
  • SEREMI de Economía
  • SEREMI de Desarrollo Social
  • Evaluador GORE
  • Evaluador Municipalidad de Panguipulli
  • Evaluador Municipalidad de Los Lagos
  • Expediente del Proyecto "ADECUACIÓN CENTRAL HIDROELÉCTRICA SAN PEDRO"
  • Archivo Servicio Evaluación Ambiental, Región de Los Ríos

Firmas Electrónicas:

El documento original está disponible en la siguiente dirección url: https://infofirma.sea.gob.cl/DocumentosSEA/MostrarDocumento?docId=e2/78/58df7f85ad0cab2e7c317cfc428c1daad008


VER INFORMACIóN FIRMA DESCARGAR XML IMPRIMIR