VER INFORMACIóN FIRMA DESCARGAR XML IMPRIMIR


Resolución Exenta N ° 202308101302
Concepción, 03 de Julio de 2023

REPÚBLICA DE CHILE
SERVICIO DE EVALUACIÓN AMBIENTAL
REGIÓN DEL BIOBÍO

Pone término a procedimiento de evaluación de impacto ambiental del proyecto "Proyecto Módulo Penco"



VISTOS:

 

1º.    El Estudio de Impacto Ambiental (en adelante, el EIA) del Proyecto “Proyecto Módulo Penco”, (en adelante, el Proyecto), ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (en adelante, el SEIA) por el señor Max Larraín Correa en representación de REE UNO SpA (en adelante, el Titular), con fecha 28 de abril de 2023, admitida a trámite con fecha 08 de mayo de 2022, mediante Resolución Exenta N° 20230800152 de la Directora Regional como Secretaria de la Comisión de Evaluación de la Región del Biobío.

2º.    El Oficio Ord. N° 202308102102, de fecha 08 de mayo de 2023, de la Dirección Regional Servicio de Evaluación Ambiental de la región del Biobío, que solicita pronunciamiento sobre el EIA del Proyecto a los órganos de administración del Estado con competencia ambiental.

3º.    El oficio Ord. N° 32-EA/2023 de fecha 19 de junio de 2023, de la Corporación Nacional Forestal de la Región del Biobío, publicado en el expediente electrónico con igual fecha.

4º.    Los demás antecedentes que constan en el expediente de evaluación de impacto ambiental del EIA del Proyecto.

5º.    El Oficio Ord. N° 150.575/2015, de fecha 24 de marzo de 2015, de la Dirección Ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental, que “Actualiza instrucciones sobre criterios para realizar la evaluación ambiental en etapas tempranas y, si correspondiere, poner término anticipado al procedimiento administrativo de evaluación de impacto ambiental”.

6º.    Lo dispuesto en la Ley Nº 19.300, Sobre Bases Generales del Medio Ambiente; el D.S. Nº 40, de 2012, del Ministerio del Medio Ambiente, Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (Reglamento del SEIA); la Ley N° 19.880, que Establece Bases de los Procedimientos Administrativos que Rigen los Actos de los Órganos de la Administración del Estado; la Ley N° 18.575, Ley Orgánica Constitucional de Bases Generales de la Administración del Estado; la Resolución Nº 7, de 2019, de la Contraloría General de la República, que fija normas sobre exención del trámite de toma de razón; la Resolución TRA 119046/161/2022, de fecha 03 de marzo de 2022, del Servicio de Evaluación Ambiental, que renueva nombramiento de la Directora Regional del Servicio de Evaluación Ambiental de la región del Biobío.

CONSIDERANDO:

1º.    Que, con fecha 28 de abril de 2023, el Señor Max Larraín Correa en representación de REE UNO SpA ingresó el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto “Proyecto Módulo Penco”, ante la Dirección Regional del Servicio de Evaluación Ambiental, de la Región del Biobío.

2º.    Que, con fecha 08 de mayo de 2023, mediante Resolución Exenta N° 20230800152 de la Directora Regional como secretaria de la Comisión de Evaluación de la Región del Biobío, se admitió a trámite el EIA del Proyecto.

3º.    Que, de acuerdo a lo establecido en los literales i.1) del artículo 10° de la Ley N°19.300, modificada por la Ley N°20.417, sobre Ley de Bases del Medio Ambiente, la tipología de ingreso del Proyecto al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental corresponde a:

i) Proyectos de desarrollo minero, incluidos los de carbón, petróleo y gas, comprendiendo las prospecciones, explotaciones, plantas procesadoras y disposición de residuos y estériles, así como la extracción industrial de áridos, turba o greda.

i.1. Se entenderá por proyectos de desarrollo minero aquellas acciones u obras cuyo fin es la extracción o beneficio de uno o más yacimientos mineros y cuya capacidad de extracción de mineral es superior a cinco mil toneladas mensuales (5.000 t/mes).

4º.    Que, conforme señala el Titular, el Proyecto en síntesis consiste en la construcción, operación y cierre de una faena minera, junto con una planta de procesamiento de Material tipo Regolito, con presencia de arcillas. El regolito es material proveniente de una roca altamente meteorizada, en adelante llamado “arcillas por procesar”, con presencia de lantánidos adsorbidos en los minerales de arcilla. Los lantánidos son 15 elementos: lantano (La), cerio (Ce), praseodimio (Pr), neodimio (Nd), samario (Sm), europio (Eu), gadolinio (Gd), terbio (Tb), disprosio (Dy), holmio (Ho), erbio (Er), tulio (Tm), iterbio (Yb) y lutecio (Lu). Son conocidos ampliamente como Tierras Raras. Se les suma el itrio (Y) y el escandio (Sc) por su comportamiento similar.

El Proyecto consiste en el desarrollo de seis (6) zonas de extracción (ZE Luna, ZE Victoria Sur, ZE Victoria Norte, ZE Maite, ZE Alexandra Oriente y ZE Alexandra Poniente), dos (2) zonas de disposición para estériles y arcillas procesadas (ZD Júpiter y

ZD Neptuno), una planta de procesamiento (la Planta), un (1) taller de reparaciones menores y lavado, dos (2) infraestructuras mineras de apoyo norte y sur, cuatro (4) zonas de acopio de suelo vegetal (zona de acopio de suelo vegetal 1, 2, 3 y 4), línea de transmisión eléctrica y la construcción y mejoramiento de caminos para acceder a las distintas áreas. Además, se considera la implementación de obras temporales correspondiente a instalaciones de faenas, para la construcción y habilitación de las obras del Proyecto. Las Zonas de Extracción se operarán únicamente con excavadoras y camiones, toda vez que, no se requiere del uso o almacenamiento de explosivos para realizar tronaduras ni tampoco se consideran procesos de conminución del material (chancado y/o molienda).

 

El proyecto considera durante su fase de operación un cierre secuencial de las zonas de extracción, es decir, estas zonas no entrarán en operación a la vez (a excepción de la ZE Luna, que se opera en paralelo con la ZE Victoria sur), por lo que una vez finalizada la explotación de cada una de estas zonas se comienza inmediatamente con la revegetación, asociada a la fase de cierre. Por su parte, al finalizar la disposición de las arcillas procesadas en las zonas de disposición también se ejecutará el cierre de estas mediante revegetación, utilizando el suelo vegetal disponible en las zonas de acopio vegetal.

 

En la planta de procesamiento, se producirán tierras raras en forma de concentrado, siendo la materia prima para el proceso el regolito (es material proveniente de una roca altamente meteorizada, en adelante llamado “arcillas por procesar”), rico en arcillas con lantánidos incorporados en su estructura laminar. Este material es recibido y alimentado al área de acondicionamiento del material para la eliminación de elementos con sobre tamaño. Luego es alimentado a un circuito de extracción del producto mediante dos etapas de mezclado y reacción en contracorriente con una solución disolvente, desde donde la pulpa obtenida es sometida a una separación sólido/líquido generando por una parte arcillas procesadas que serán llevadas a disposición, una solución cargada que va a la etapa de precipitación de impurezas y una solución de lavado que se lleva al sistema de recuperación de agua. La solución cargada en tierras raras y purificada de impurezas continúa hacia el área de precipitación del concentrado, donde las tierras raras se precipitarán en reactores agitados, para luego ser sometidos a una separación sólido/líquido y producir un producto sólido húmedo que alimentará un proceso de secado (a 200°C), obteniendo finalmente un concentrado de tierras raras seco para ser empacado, almacenado y posteriormente enviado a comercialización.

 

El proyecto se emplazará en la comuna de Penco y la comuna de Concepción, provincia de Concepción, Región del Biobío.

5º.    Que, conforme señala el Titular, en concordancia con lo dispuesto en el artículo 11 de la Ley N° 19.300, y de acuerdo al análisis realizado de los artículos 5° al 10° del Reglamento del SEIA, el Proyecto ingresó al SEIA mediante un EIA dado que genera o presenta, los efectos, características o circunstancias señaladas en los siguientes literales:

-          Artículo 6° literal a), pérdida de suelo, producto de la ejecución de sus obras.

-          Artículo 6° literal b), generará impactos significativos sobre la cantidad y calidad de los recursos naturales renovables, debido a la afectación de individuos y hábitat de especies de flora y fauna en estado de conservación.

-          Artículo 6° literal c), la magnitud y duración del proyecto afectará de manera significativa al componente ambiental suelo.

-          Artículo 6° literal e), la diferencia entre los niveles estimados de ruido con proyecto o actividad y el nivel de ruido de fondo representativo y característico del entorno donde se concentre fauna nativa asociada a hábitats de relevancia para su nidificación, reproducción o alimentación.

-          Artículo 8 del RSEIA, el Proyecto se localiza en o próximo a recursos protegidos correspondientes especies de flora y fauna de vertebrados e invertebrados terrestres en algún estado de conservación susceptibles de ser afectados.

en consideración al literales b) y d) Art. 11 de la citada Ley.

6º.    Que, la Ley N° 19.300 requiere que el Proyecto que se somete al SEIA cuente con los contenidos mínimos para realizar una evaluación preventiva de los impactos ambientales, los cuales para el caso de un EIA se encuentran establecidas en el artículo 12 de dicha ley, a saber:

a)      Una descripción del proyecto o actividad;

b)      La descripción de la línea de base, que deberá considerar todos los proyectos que cuenten con resolución de calificación ambiental, aun cuando no se encuentren operando;

c)       Una descripción pormenorizada de aquellos efectos, características o circunstancias del artículo 11 que dan origen a la necesidad de efectuar un Estudio de Impacto Ambiental;

d)      Una predicción y evaluación del impacto ambiental del proyecto o actividad, incluidas las eventuales situaciones de riesgo. Cuando el proyecto deba presentar un Estudio de Impacto Ambiental por generar alguno de los efectos, características o circunstancias señaladas en la letra a) del artículo 11, y no existiera Norma Primaria de Calidad o de Emisión en Chile o en los Estados de referencia que señale el Reglamento, el proponente deberá considerar un capítulo específico relativo a los potenciales riesgo que el proyecto podría generar en la salud de las personas;

e)       Las medidas que se adoptarán para eliminar o minimizar los efectos adversos del proyecto o actividad y las acciones de reparación que se realizarán, cuando ello sea procedente;

f)       Un plan de seguimiento de las variables ambientales relevantes que dan origen al Estudio de Impacto Ambiental, y

g)      Un plan de cumplimiento de la legislación ambiental aplicable.

Además, las materias anteriormente señaladas se encuentran precisadas, para el caso de un EIA, en el artículo 18 del Reglamento del SEIA.

7º.    Que, de esta manera, la presentación realizada por el Titular en el procedimiento administrativo de evaluación de impacto ambiental debe cumplir con los requisitos mínimos que le permitan a la Autoridad y demás OAECAs, realizar una completa y correcta evaluación de los impactos ambientales, de manera tal que baste por sí misma para comprender el proyecto como una unidad, así como para asegurar que cada uno de los efectos, características o circunstancias del artículo 11 de la Ley N° 19.300 se encuentren debidamente identificados y que se han descrito las correspondientes medidas de mitigación, reparación y compensación para hacerse cargo de ellos, así como la efectividad del plan de seguimiento.

8º.    Que, en concordancia con lo anterior, el artículo 15 bis de la Ley N° 19.300 establece que: “si el Estudio de Impacto Ambiental carece de información relevante o esencial para su evaluación que no pudiese ser subsanada mediante aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones, el Director Regional o el Director Ejecutivo, así lo declarará mediante resolución fundada, ordenando devolver los antecedentes al titular y poniendo término al procedimiento”.

9º.    Que, complementando lo anterior, el inciso final del artículo 36 del Reglamento del SEIA dispone que: “(…) se entenderá que el Estudio carece de información relevante para su evaluación cuando no se describen todas las partes, obras o acciones del proyecto o actividad sometido al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, o sus distintas etapas; y se entenderá que carece de información esencial para su evaluación, cuando, sobre la base de los antecedentes presentados, no es posible evaluar la presencia o generación de efectos, características o circunstancias del artículo 11 de la ley, ni determinar si las medidas de mitigación, reparación o compensación propuestas son adecuadas, así como tampoco la efectividad del plan de seguimiento”.

10º. Que, por su parte, el Oficio Ord. N° 150.575, de fecha 24 de marzo de 2015, de la Dirección Ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental, citado en el Visto N° 4 de la presente Resolución, que “Actualiza instrucciones sobre criterios para realizar la evaluación ambiental en etapas tempranas y, si correspondiere, poner término anticipado al procedimiento administrativo de evaluación de impacto ambiental”, indica como causal de término anticipado de la evaluación de un EIA la falta de información relevante o esencial no subsanable mediante aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones.

En este mismo sentido, dicho oficio señala, respecto de un EIA, que la información relevante corresponde a aquella información indispensable para la comprensión del proyecto o actividad como unidad, sin que falten partes o elementos, así como también de la forma en que éste/a se desarrollará, en las distintas etapas sometidas a evaluación, atendido el o los literales del artículo 10 de la Ley N° 19.300 que resulten aplicables al proyecto o actividad que se somete a evaluación, o bien, a las partes, obras o acciones del mismo.

Además, se establece en dicho documento, respecto de un EIA, que la información esencial es la necesaria para asegurar que cada uno de los efectos, características o circunstancias (ECC) se encuentren debidamente identificados, y que se han descrito las correspondientes medidas de mitigación, reparación y/o compensación asociadas a cada uno de dichos ECC, de manera de poder determinar si las medidas son adecuadas para hacerse cargo de ellos, así como del respectivo seguimiento ambiental de las variables relevantes que dieron origen a presentar el EIA, para poder determinar su eficacia.

Asimismo, el referido instructivo señala que “(…) la imposibilidad de subsanar la falta de información mediante aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones es una consecuencia que se deriva necesariamente de la trascendencia de la información omitida. En efecto, en todos los casos señalados, la importancia de la información omitida es tal, que no permite iniciar la evaluación ambiental del Proyecto de manera adecuada y, por otro lado, puede implicar una falta de garantía para la realización de un proceso de participación ciudadana informada y oportuna. Por lo mismo, no es subsanable”

11º.  Que, el titular ingresó su proyecto bajo la modalidad de un Estudio de Impacto Ambiental por la concurrencia de los siguientes efectos características y circunstancias:

-          Letra b) del artículo 11 Ley 19.300,  y lo señalado en el literal a) y c) del Artículo 6 del Reglamento del Sistema de Evaluación de impacto Ambiental (RSEIA), es decir por la “La pérdida de suelo o de su capacidad para sustentar biodiversidad por degradación, erosión, impermeabilización, compactación o presencia de contaminantes” y la “La magnitud y duración del impacto del proyecto o actividad sobre el suelo, agua o aire en relación con la condición de línea base” debido a que, el desarrollo del Proyecto generará necesariamente alteraciones sobre el componente suelo, lo cual provocará pérdida permanente del mismo, como consecuencia de la construcción y operación de sus obras, dado que estas requerirán intervención del suelo para su habilitación, mediante el escarpe del suelo superficial y luego excavaciones para la habilitación de las Zonas de Extracción (ZE) y Zonas de Disposición (ZD), y en menor medida por el emplazamiento de la Planta de Procesamiento y caminos. Las ZE Victoria Sur y ZD Júpiter serán habilitadas durante la fase de construcción, en tanto las demás ZE y ZD así como la mayor parte de los caminos proyectados serán habilitados durante el transcurso de los 14 años de la fase de operación, alcanzando una superficie intervenida de 272 ha en total. Por lo anterior, el titular identifica el impacto significativo ISU-01: Pérdida del recurso natural suelo en fase de construcción y operación.

 

-          Asimismo, identificó los impactos significativos conforme a lo establecido en el literal b) y e) del artículo 6 del RSEIA, que se refiere a la “La superficie con plantas, algas, hongos, animales silvestres y biota intervenida, explotada, alterada o manejada y el impacto generado en dicha superficie. Para la evaluación del impacto se deberá considerar la diversidad biológica, así como la presencia y abundancia de especies silvestres en estado de conservación o la existencia de un plan de recuperación, conservación y gestión de dichas especies, de conformidad a lo señalado en el artículo 37 de la Ley” y “La diferencia entre los niveles estimados de ruido con proyecto o actividad y el nivel de ruido de fondo representativo y característico del entorno donde se concentre fauna nativa asociada a hábitats de relevancia para su nidificación, reproducción o alimentación”, dado que el proyecto afectará superficie con presencia de vegetación (Bosque nativo), especies de flora, y especies de fauna de vertebrados e invertebrados terrestres en algún estado de conservación; y que el Proyecto generará una diferencia entre los niveles de ruido estimados con Proyecto o actividad y el nivel de ruido de fondo representativo y característico del entorno donde se concentre fauna nativa, específicamente anfibios. En específico el titular identificó los siguientes impactos significativos en flora y vegetación: IFV-01 Pérdida de formaciones vegetacionales, en fase de construcción y operación; IFV-02 Pérdida de ejemplares de flora en fase de construcción y operación; y IFV-03 Pérdida de funcionalidad de bosque nativo en fase de construcción y operación. Respecto de la fauna, el titular identificó los siguientes impactos significativos: IFA-01 Pérdida de ejemplares de fauna de interés y/o sensibles, para fauna vertebrada en fase de construcción y operación; IFA-02 Pérdida y/o modificación de hábitat de especies de interés y/o sensibles, para fauna vertebrada en fase de construcción y operación; IFI-01Pérdida de ejemplares de fauna de interés y/o sensibles, para fauna invertebrada en fase de construcción y operación; y IFI-02 Pérdida y/o modificación de hábitat de especies de interés y/o sensibles, para fauna invertebrada en fase de construcción y operación.

En la información presentada en el EIA, referida a flora y vegetación, se señala que los resultados obtenidos por el titular de la línea base de Flora y Vegetación (Capítulo 3 “Línea Base” Sección B), se detectaron 30 formaciones vegetacionales dentro del área de influencia del Proyecto. Del total de estas unidades, 23 serán intervenidas por las partes, obras y acciones del Proyecto, ya que su materialización conlleva actividades de corta, despeje o pérdida de vegetación. Dentro de las formaciones vegetacionales intervenidas, seis (6) corresponden a unidades de bosque nativo regulados por la Ley N° 20.283, correspondiente al bosque nativo de Aristotelia chilensis, al bosque nativo de Cryptocarya alba, al bosque nativo de Laurelia sempervirens, al bosque nativo de Luma chequen, al bosque nativo de Nothofagus obliqua y al bosque nativo de Peumus boldus

Por efecto de las partes, obras y acciones del Proyecto se verán intervenidas 8,17 ha de bosque nativo. Del total, 1,42 ha serán cortadas durante la fase de construcción por las obras ZD Júpiter, ZE Victoria Sur y por las áreas de intervención de caminos, distribuidas entre las formaciones Bosque nativo de Aristotelia chilensis (0,02 ha), Bosque nativo de Cryptocarya alba (0,4 ha), Bosque nativo de Luma chequen (0,97 ha), Bosque nativo de Nothofagus obliqua (0,01 ha) y Bosque nativo de Peumus boldus (0,02 ha). Las 6,75 ha de bosque nativo restantes serán despejadas durante la fase de operación por las obras ZD Neptuno, ZE Luna y la zona 4 de acopio temporal de suelo vegetal. Esta intervención se distribuye entre las formaciones Bosque nativo de Aristotelia chilensis (0,74 ha), Bosque nativo de Cryptocarya alba (5,68 ha), Bosque nativo de Laurelia sempervirens (0,02 ha) y Bosque nativo de Nothofagus obliqua (0,31 ha).

Por su parte, por efecto de las partes, obras y acciones del Proyecto se verán fragmentadas 2,05 ha de unidades de bosque nativo, 1,10 ha durante la fase de construcción por las obras ZD Júpiter y las áreas de intervención de caminos y 0,95 ha en la fase de operación por las obras ZD Neptuno, ZE Luna y la zona 4 de acopio temporal de suelo vegetal. El total de las unidades de bosque nativo remanente se distribuye entre el bosque nativo de Aristotelia chilensis (0,12 ha), el bosque nativo de Cryptocarya alba (0,48 ha), el bosque nativo de Luma chequen (0,72 ha), el bosque nativo de Nothofagus obliqua (0,43 ha) y el bosque nativo de Peumus boldus (0,3 ha).

En relación a la caracterización de la flora, el titular identificó la presencia de cinco (5) especies en categoría de conservación bajo grado de amenaza, correspondiente a Gomortega keule y Pitavia punctata en categoría En Peligro, Asplenium trilobum y Citronella mucronata en categoría Vulnerable y Vestia foetida, especie que se está evaluando en el proceso 18° como en categoría En Peligro, además, de Gardoquia multiflora en categoría Casi Amenazada. Todas consideradas con una relevancia alta en el Capítulo 4 del EIA (Predicción y evaluación de impactos).

El titular realizó dentro del área de influencia del Proyecto un microruteo de especies arbóreas en categoría de conservación en grado de amenaza, en el cual se registraron ejemplares de Gomortega keule (queule), Pitavia punctata (pitao) y Citronella mucronata (naranjillo). Considerando las tres (3) especies, se registró un total de 606 individuos, distribuidos en 470 ejemplares de queule, 90 ejemplares de naranjillo y 46 ejemplares de pitao. De este total, serán intervenidos 10 ejemplares de Citronella mucronata, ninguno de los cuales forma parte de un bosque nativo. Se indica que no se intervendrán ni afectarán unidades de bosque nativo de preservación por las obras del Proyecto, como tampoco ejemplares de las especies Gomortega keule y Pitavia punctata. Toda la descripción metodológica para descartar ambos tipos de impactos, así como las mediciones efectuadas, se encuentran detalladas en Informe complementario: Fundamentación para la definición de impactos descartados sobre la vegetación nativa (Anexo 4-5 del Capítulo 4 del EIA). Adicionalmente el titular estimó la densidad de las especies Asplenium trilobum, Gardoqui multiflora y Vestia foetida. La estimación de la densidad está dirigida a las especies arbustivas y herbáceas, debido a la complejidad de registrarlas individualmente por su forma de crecimiento. Para el caso de los arbustos que crecen en el área de influencia del Proyecto, estos por lo general se desarrollan en grupos densos, donde cada ejemplar está muy próximo uno del otro; mientras que, las hierbas, como lo helechos, crecen generalmente en el sotobosque, en zonas húmedas y con poca luz, lo cual dificulta su identificación individual.

Por efecto de las partes, obras y acciones del Proyecto se verán intervenidos 10 individuos de Citronella mucronata, de los cuales, dos (2) ejemplares se encuentran dentro de ZD Júpiter, dos (2) ejemplares están ubicados en el área de intervención de caminos y los seis (6) restantes se localizan en ZD Neptuno. Estos 10 individuos de naranjillos por intervenir se encuentran al interior de plantaciones forestales de Eucalyptus globulus y Pinus radiata y formaciones arbustivas (matorral arborescente de Teline monspessulana), en razón de lo cual será necesario la definición de una medida de mitigación y/o compensación que se haga cargo de la pérdida de flora en categoría de conservación. En relación a las especies arbustivas Gardoquia multiflora y Vestia foetida, junto con le helecho Asplenium trilobum, los ejemplares que serán intervenidos se ubican en las obras ZD Júpiter, ZE Victoria Sur, áreas de intervención de caminos, ZD Neptuno, ZE Luna, ZE Maite, ZE Alexandra Oriente y la cuarta zona de acopio temporal de suelo vegetal. Al igual que los 10 ejemplares de Citronella mucronata, será necesario la definición de una medida de mitigación y/o compensación que se haga cargo de la pérdida de flora en categoría de conservación.

Por otra parte, el titular señala expresamente que no se intervendrán ni afectarán unidades de bosque nativo de preservación por las obras del Proyecto, como tampoco ejemplares de las especies Gomortega keule y Pitavia punctata.

En relación a la fauna, el titular señala como impactos significativos la pérdida de ejemplares de fauna de interés y/o sensibles para fauna vertebrada e invertebrada y la Pérdida y/o modificación de hábitat de especies de interés y/o sensibles (para fauna vertebrada e invertebrada).

Del levantamiento realizado por el titular se señala que, del total de especies de fauna vertebrada registradas durante las cuatro campañas de muestreo, 42 han sido consideradas como especies de interés y/o sensibles. De estas, 11 corresponden a especies de interés (dos anfibios, un reptil, dos aves y seis mamíferos) y 38 son especies sensibles (dos anfibios, siete reptiles, 18 aves y 11 mamíferos). De las especies registradas, 27 (36,9% del total) se encuentran en categoría de conservación según la legislación nacional vigente, correspondientes a dos anfibios, seis reptiles, seis aves y cinco mamíferos. Cuatro de estas especies se encuentran en categoría de amenaza: Eupsophus. roseus (rana rosácea de hojarasca), clasificada como “Vulnerable” según el sexto proceso del reglamento de clasificación de especies (D.S. Nº 41/2011 MMA); Leopardus guigna (Güiña), especie catalogada como “Vulnerable” según el séptimo proceso de clasificación de especies (D.S. Nº 42/2011 MMA); Pudu puda (pudú), especie catalogada como “Vulnerable” según el primer proceso de clasificación de especies (DS 151/2007 MINSEGPRES y Liolaemus Schroderi (Lagartija de Schröeder), clasificada como “Vulnerable” según el décimo segundo proceso del reglamento de clasificación de especies (D.S. Nº 16/2016 MMA).

Respecto de la fauna invertebrada, los resultados expuestos en la “Línea de Base” del EIA se logró el registro y observación de un total de 1.755 individuos, distribuidos en 141 especies. La comunidad de invertebrados del AI para la temporalidad de verano está confirmada por 3 clases de artrópodos: Insecta, Arachnida y Entognatha. La Clase Insecta domina el ensamble en un 96% respecto a las otras clases observadas. Para Insecta el Orden Coleóptera fue el que presenta mayor influencia en el AI con el registro de 999 individuos, seguida por la presencia de Dípteros con 444 individuos.

Del total de especies registradas 5 presentan estado de conservación de acuerdo al RCE: Ceroglossus chilensis cyanicollis, Preocupación menor (DS 06/2017 MMA), Acanthogonathus pissi, Preocupación menor (DS 44/2021 MMA), Euathlus manicata, casi amenazada (DS 06/2017 MMA), Phrixotrichus scrofa, en peligro (DS 44/2021 MMA), Acanthinodera cumngii, Preocupación menor (DS 06/2017 MMA).

La evaluación presentada en el Capítulo 4 Evaluación de Impactos del EIA, relativo a los impactos de pérdida de ejemplares de fauna invertebrada sensible y pérdida de hábitats, indica que estos serán significativos para la especie Phrixotrichus scrofa.

12º. Que, asimismo, el titular justificó la modalidad de un Estudio de Impacto Ambiental por la concurrencia de los efectos características y circunstancias de la letra d) del artículo 11 Ley N° 19.300, y lo señalado en el Artículo 8 del Reglamento del Sistema de Evaluación de impacto Ambiental (RSEIA), dado que las partes y obras del Proyecto se localizará en o próximo a recursos protegidos (flora y fauna) susceptibles de ser afectados. Al respecto el titular señala que:

(…) “en algunos sectores del área de influencia del Proyecto, y que corresponden a zonas de protección de quebradas, es posible observar parches de vegetación nativa remanente, dentro de los cuales se encuentran zonas o áreas con ecosistemas y/o formaciones naturales que presentan características de unicidad, escasez o representatividad. Las características que presentan las áreas o sectores señalados, permiten configurar “Territorios con Valor Ambiental”, acorde con lo indicado en el artículo 8°, inciso séptimo, del Reglamento del SEIA, donde se establece que “Se entenderá que un territorio cuenta con valor ambiental cuando corresponda a un territorio con nula o baja intervención antrópica y provea de servicios ecosistémicos locales relevantes para la población, o cuyos ecosistemas o formaciones naturales presentan características de unicidad, escasez o representatividad.”. Los territorios con valor ambiental identificados al interior del área de influencia del Proyecto corresponden a formaciones vegetacionales asociadas a Bosques Nativos de Preservación (BNP) y su hábitat, cuya superficie abarca una extensión de 73,82 ha, distribuidas en seis (6) unidades dominadas por las especies Nothofagus obliqua (13,21 ha), Cryptocarya alba (7,25 ha), Laurelia sempervirens (2,98 ha), Aextoxicon punctatum (17,04 ha), Peumus boldus (32,11 ha) y Luma chequen (1,23 ha). El valor ambiental de estos territorios, cuyos objetos de protección se pretende resguardar, está dado por la presencia de las Especies en Categoría de Conservación (ECC), Gomortega keule (queule), Pitavia punctata (pitao) y Citronella mucronata (naranjillo), donde las dos primeras están catalogadas como En Peligro y la tercera clasificada como Vulnerable. El conjunto de obras e instalaciones que considera el Proyecto, se emplazan en territorios que corresponden a áreas intervenidas histórica y actualmente por plantaciones forestales, sin considerar el emplazamiento de ninguna parte, obra o actividad en alguna de las seis áreas que han sido definidas como Territorios con Valor Ambiental. De esta manera, las unidades de BNP no se verán afectadas, ni físicamente ni en su hábitat por la materialización de las obras del Proyecto Módulo Penco, ya que estas se ubican a 30 m del BNP y/o individuos aislados de Gomortega keule y Pitavia punctata. Esta zona de 30 m corresponde a una franja para asegurar que las actividades operativas y constructivas no generen eventuales interferencias por acciones eventuales, lo que permite garantizar la nula intervención del territorio con valor ambiental (…)

(…) Para efectos de garantizar la nula intervención de estos territorios y la no afectación de los objetos de protección que albergan los mismos por las emisiones generadas por las partes, acciones y obras físicas, el Proyecto fue diseñado de tal forma que ninguna obra o actividad del Proyecto, tanto en la fase de construcción, operación y cierre, interviniera los sectores que han sido identificados como Territorios con Valor Ambiental, así como tampoco se generaran afectaciones que configuren impactos ambientales adversos significativos sobre los objetos de protección de ninguno de los territorios señalados. De acuerdo con los antecedentes previamente analizados, se estima que el Proyecto, a través de la ejecución de su partes, obras y acciones, no presenta o genera algún efecto, característica o circunstancia que logre configurar algún impacto adverso significativo sobre el Territorio con Valor Ambiental o sobre alguno de los objetos de protección que le otorgan ese valor ambiental. Lo señalado, en atención a que ninguna parte, obra o acción del proyecto interviene áreas o sectores que formen parte de los territorios con valor ambiental y, asimismo, los impactos generados por el Proyecto sobre el territorio con valor ambiental no son impactos ambientales significativos que generen efectos adversos sobre los objetos de protección presentes en el territorio señalado.”

13º.  Que, de conformidad a las normas y criterios citados y examinados los antecedentes presentados, el EIA del Proyecto carece de información esencial, dado que no reconoce alguno de los efectos, características o circunstancias que generan la necesidad de presentar un EIA, específicamente lo señalado en el literal b) del artículo 11 de la Ley N° 19.300 y en el Artículo 6° del Reglamento del SEIA, resultando evidente que lo genera, a saber:

  • El titular en su EIA reconoce la presencia de Bosques Nativos de Preservación en el Área de Influencia (AI) del proyecto, de acuerdo con lo señalado “Se identificaron 73,82 ha de bosque nativo de preservación dentro del área de influencia”.

En la Figura 1 del Anexo 4-5 “Fundamentación para la definición de impactos descartados sobre la vegetación nativa” del EIA, se destaca en color fucsia las formaciones vegetacionales que conforman Bosque Nativo de Preservación, además de identificar en color rosado las formaciones vegetacionales con Bosque Nativo, como se muestra a continuación:

Además, el titular señala que “Se realizó dentro del área de influencia del Proyecto un microruteo de especies arbóreas en categoría de conservación en grado de amenaza, en el cual se registraron ejemplares de Gomortega keule (queule), Pitavia punctata (pitao) y Citronella mucronata (naranjillo). Considerando las tres (3) especies, se registró un total de 606 individuos, distribuidos en 470 ejemplares de queule, 90 ejemplares de naranjillo y 46 ejemplares de pitao. De este total, solo serán intervenidos 10 ejemplares de Citronella mucronata, ninguno de los cuales forma parte de un bosque nativo.” 

Respecto con las formaciones vegetacionales de Bosque Nativo de Preservación, el titular señala “Se indica que no se intervendrán ni afectarán unidades de bosque nativo de preservación por las obras del Proyecto, como tampoco ejemplares de las especies Gomortega keule y Pitavia punctata.”. 

Por otro lado, respecto con las formaciones vegetacionales de Bosque Nativo, el titular señala “Dentro de las formaciones vegetacionales intervenidas, seis (6) corresponden a unidades de bosque nativo regulados por la Ley N° 20.283, correspondiente al bosque nativo de Aristotelia chilensis, al bosque nativo de Cryptocarya alba, al bosque nativo de Laurelia sempervirens, al bosque nativo de Luma chequen, al bosque nativo de Nothofagus obliqua y al bosque nativo de Peumus boldus”. Además, en función de la superficie de intervención el titular detalla “De la tabla (Tabla 5-19 Capitulo 05-Análisis Artículo 11) precedente se extrae que por efecto de las partes, obras y acciones del Proyecto se verán intervenidas 8,17 ha de bosque nativo. (…) Además, se identificaron dentro del área de influencia unidades de bosque nativo asociadas a los procesos de fragmentación de la vegetación, producidos por la corta o despeje, y de los cambios que pueden existir en la superficie remanente. Estas unidades corresponden a formaciones de bosque nativo remanentes que quedan con menos de 0,5 ha de superficie y/o 40 metros de ancho, es decir que dejan de estar regulados por la Ley N° 20.283, denominadas Bosque nativo de Aristotelia chilensis, Bosque nativo de Cryptocarya alba, Bosque nativo de Luma chequen, Bosque nativo de Nothofagus obliqua y Bosque nativo de Peumus boldus.”, agregando lo siguiente “(…) por efecto de las partes, obras y acciones del Proyecto se verán fragmentadas 2,05 ha de unidades de bosque nativo”. 

El titular es enfático y reitera que “Se vuelve a indicar que no se intervendrán ni afectarán unidades de bosque nativo de preservación por las obras del Proyecto, como tampoco ejemplares de las especies Gomortega keule y Pitavia punctata. Toda la descripción metodológica para descartar ambos tipos de impactos, así como las mediciones efectuadas, se encuentran detalladas en Informe complementario: Fundamentación para la definición de impactos descartados sobre la vegetación nativa (Anexo 4-5 del Capítulo 4 del EIA).” 

  • El titular señala en el EIA en el capítulo 4 “Predicción y evaluación de impactos”, que la construcción y puesta en marcha de las partes, obras y acciones del Proyecto, implica la intervención de superficies para la nivelación y habilitación de terrenos, con una serie de actividades, entre las cuales se puede mencionar los movimientos de tierras y escarpes, los que conllevan actividades de corta, despeje o pérdida de vegetación. Las obras con mayor ocupación de superficie corresponden a Zonas de Extracción (ZE) y Zonas de Disposición (ZD). En general, tanto estas obras como la mayoría de las obras asociadas al Proyecto requieren de un escarpe o movimiento de tierra inicial, que implica previamente cortar la vegetación allí existente. Respecto a esto último, la corta de vegetación ocurrirá en la medida que se observen avances en cada una de las obras. Durante la fase de construcción, las principales obras en términos de superficie en las que se realizará la corta de vegetación corresponden a la planta de procesamiento, nuevos caminos, ampliación y mejoramiento de caminos existentes, empalmes eléctricos y líneas de transmisión eléctrica, instalaciones mineras, taller de reparaciones menores y lavado de equipos, infraestructuras de apoyo minero operación norte y sur, las primera Zonas de Extracción (ZE) y Disposición (ZD), correspondientes a ZE Victoria Sur, ZD Júpiter y sus accesos, junto con el acceso de ZE Luna. Además, se habilitará la primera zona de acopio temporal de suelo vegetal. 
  • Por su parte, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) de la región del Biobío mediante su pronunciamiento, oficio Ord. N° 32-EA/2023 de fecha 19 de junio de 2023, señala sobre la materia lo siguiente:

- “Al titular se le indica que en la campaña de terreno de CONAF, en el área de influencia del proyecto detectó en tres sectores la presencia de individuos de la Especie Citronella mucronata (Tabla 2) que no fueron identificadas por el titular, los que se encontraban en las obras del proyecto y en las formaciones nativas, como se informa:

- En el primer sector, se encuentra un individuo (N° 1 en coordenadas (680920- 5929187 WGS 84 H18) ubicado en la parte alta del talud del camino y de acuerdo al “Plano de distribución de formaciones vegetacionales”, es “Bosque Nativo de preservación de Nothofagus oblicua”, de acuerdo a la información aportada por el titular en el plano, es afectado por la obra “Área de intervención” de caminos. Este punto se ubica en camino principal que lleva al vertedero CEMARC (Imagen Plano 1).

- En el segundo sector, se encuentran cuatro individuos ubicados en la zona declarada como Bosque Nativo en PAS 148 (en plano 1 en color amarillo) y debido a la construcción de la obra “Área de intervención” de caminos (línea de color rojo) tres individuos de Citronella mucronata se verán afectados (Tabla 2 (N° 2-3-4-5), Plano 1 (N° 2-3-4), Imagen 1).

- En el tercer sector, fue detectado un individuo (N° 6 en coordenada (681080- 5930394 WGS 84 Huso 18)), el que se encuentra dentro del Bosque Nativo declarado en PAS 148 y en la intersección de las obras de Extracción Victoria Sur y la Zona de disposición ZD Júpiter (Imagen Plano 2).

Tabla 2. Ubicación de individuos de Citronella Mucronata

 

Especie

X

Y

1

Naranjillo

680920

5929187

2

Naranjillo

680941

5929189

3

Naranjillo

680942

5929191

4

Naranjillo

680940

5929193

5

Naranjillo

680959

5929205

6

Naranjillo

681080

5930394

(DATUM WGS Huso 18)

Agrega también que, “con la metodología que aplica para caracterizar la Flora y Vegetación en su área de influencia del proyecto, señala que no existen especies en categoría de conservación afectadas en forma directa en las obras del proyecto. Esto no es correcto, ya que funcionarios de la Corporación Nacional Forestal, en visita realizada al sector de emplazamiento del proyecto entre los días 6 – 14 de junio del 2023, encontraron en el área de emplazamiento del proyecto y área de influencia; en la formación boscosa nativa que es parte del área que se pretende intervenir e indicada por el titular en PAS 148; ejemplares de la especie Citronella mucronata, comúnmente llamado Naranjillo, especie en categoría de conservación y le es aplicable el artículo 19 de la Ley N° 20.283/2008; por tanto el Bosque nativo a intervenir e incorporado en PAS 148, correspondería a un Bosque Nativo de Preservación.

Se hace presente que, en el pronunciamiento de CONAF, se documentan los hallazgos de los individuos de Citronella mucronata mediante registro fotográfico georreferenciado de los lugares de su ubicación. 

  • Por lo anterior, se ha detectado sectores con la presencia de individuos de Citronella mucronata (Naranjillo), que no fueron considerados ni identificados por el titular en su EIA, que se encuentran formando parte de un Bosque Nativo y que además, se verían afectados de forma directa por partes, obras y/o acciones del proyecto, en específico, estos individuos se encuentran en el “Área de intervención de caminos (figura 2)” y en la “Zona de disposición Júpiter” (figura 3)”, contigua a la “Zona de extracción Victoria Sur”, como se expone en las figuras a continuación:

 

 

 

La verificación de la presencia de dichos individuos en áreas de intervención del proyecto, indican la falencia y/o omisión del levantamiento de Línea de Base del proyecto, al no identificar y reconocer la presencia de todos los individuos de especies en categoría de conservación dentro del área de influencia y con mayor razón aún, aquellos que serán intervenidos por sus partes y obras, y que se encuentran formando Bosque Nativo, es considerada como una falta de información de esencial.

 

Por lo anterior, queda en evidencia que las partes, obras y/o acciones del proyecto generan la pérdida de Bosque Nativo de Preservación, situación que no fue advertida por el titular, por lo tanto, es posible señalar que el actual proyecto en evaluación carece de información esencial y que no reconoce alguno de los efectos, características o circunstancias que generan la necesidad de presentar un EIA, además de no identificar algún ECC del artículo 11° de la Ley N° 19.300 (impacto significativo), resultando evidente que lo genera y, por otro lado, al afectar o intervenir un Bosque Nativo de Preservación, se genera necesariamente un efecto adverso significativo, que debe ser debidamente mitigado, reparado y/o compensado.

 

Además, la transcendencia de la falta de información esencial que se expone anteriormente es tal que no permite iniciar la evaluación ambiental del proyecto de manera adecuada y, por otro lado, puede implicar una falta de garantía para la realización de un proceso de participación ciudadana informada y oportuna, por lo mismo, no es subsanable.

En conclusión, el EIA del Proyecto carece de información esencial dado que no reconoce uno de los efectos, características o circunstancias del artículo 11° de la Ley N° 19.300, que se genera debido a las partes, obras y/o acciones del Proyecto afectando de manera directa, irreversible y permanente Bosque Nativo de Preservación con presencia de Citronella mucronata, relacionado específicamente con el literal b) del Artículo 11 de la Ley N° 19.300 y el Artículo 6° del Reglamento del SEIA, y con ello no propone las medidas de mitigación, compensación y/o reparación según corresponda, así como los respectivos planes de seguimiento.

14º.     Que, el EIA del Proyecto carece de información esencial, dado que el titular no presenta los antecedentes que permitan evaluar si el proyecto genera o presenta efectos adversos significativos debido a la localización y valor ambiental del territorio, de acuerdo a lo dispuesto en la letra d) del artículo 11 de la Ley N° 19.300 y en el artículo 8° del Reglamento del SEIA, dado que:

     El titular indica en el EIA que “los territorios con valor ambiental identificados al interior del área de influencia del Proyecto corresponden a formaciones vegetacionales asociadas a Bosques Nativos de Preservación (BNP) y su hábitat, cuya superficie abarca una extensión de 73,82 ha, distribuidas en seis (6) unidades dominadas por las especies Nothofagus obliqua (13,21 ha), Cryptocarya alba (7,25 ha), Laurelia sempervirens (2,98 ha), Aextoxicon punctatum (17,04 ha), Peumus boldus (32,11 ha) y Luma chequen (1,23 ha). El valor ambiental de estos territorios, cuyos objetos de protección se pretende resguardar, está dado por la presencia de las Especies en Categoría de Conservación (ECC), Gomortega keule (queule), Pitavia punctata (pitao) y Citronella mucronata (naranjillo), donde las dos primeras están catalogadas como En Peligro y la tercera clasificada como Vulnerable.”

Por otra parte, señala que estas formaciones vegetales de Bosque Nativo de Preservación no serán afectadas ni físicamente ni su hábitat, por las obras del proyecto, ya que se consideró una distancia de 30 m de distanciamiento a Bosque Nativo de Preservación y/o individuos aislados de Gomortega keule y Pitavia punctata declarados en el EIA, garantizando con esto una nula intervención a este territorio con valor ambiental.

 

Se hace presente que, en vista de los nuevos antecedentes recopilados y documentados por CONAF en terreno, existen áreas de Bosque Nativo con presencia de Citronella mucronata, especie catalogada como vulnerable que le otorga la calidad de Bosque Nativo de Preservación y que serán intervenidas por partes y obras, las cuales no se encuentran identificadas en el EIA del Proyecto, y por tanto no se han considerado en el análisis de susceptibilidad de afectación al valor ambiental del territorio. Al respecto es relevante este análisis considerando que la especie Citronella mucronata es un recurso propio de nuestro país y escaso, y los bosques a intervenir corresponden a relictos, siendo estos también un recurso escaso.

 

Cabe indicar que, con la información faltante respecto de bosques de preservación, y las razonables dudas al microruteo realizado por el titular, a propósito de los hallazgos de CONAF entre el 6-14 de junio, no es posible evaluar si este impacto se genera o no, dado que no se cuenta con los elementos para analizar su magnitud y duración.

 

15º.     Que, la información omitida, de acuerdo a lo expuesto en los Considerandos N° 13 y N° 14 de la presente Resolución, permite establecer que el EIA del Proyecto carece de información esencial que no es posible de subsanar a través de Adenda, por cuanto el Titular no podría, respecto de los puntos contenidos en dichos considerandos “aclarar, rectificar o ampliar antecedentes”, ya que ellos están ausentes y que en rigor debiesen, según lo dispuesto en los artículos 12 y 15 bis de la Ley N° 19.300, y 18 y 36 del Reglamento del SEIA, haber sido incorporados al tiempo de presentación del EIA. La falta de información, a juicio de esta Dirección Regional, es de una trascendencia que no permite iniciar la evaluación ambiental del Proyecto de manera adecuada y, por otro lado, puede implicar una falta de garantías para la realización de un proceso de participación ciudadana informada y oportuna. Por lo mismo, no es subsanable.

16º.    Que, en virtud de los antecedentes y argumentos expuestos, corresponde poner término anticipado al procedimiento de evaluación de impacto ambiental del Proyecto por cuanto falta información  esencial relacionada con el literal b) y d) del Artículo 11 de la Ley N° 19.300 y el Artículo 6° letra b) y  Artículo 8° del Reglamento del SEIA,  para proseguir con la evaluación ambiental, la cual no es susceptible de ser subsanada a través de Adenda que dé respuesta a una solicitud de aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones, toda vez que al no ser presentada en el EIA no es posible de aclarar, rectificar ni ampliar.

17º.     Que, a mayor abundamiento y sin perjuicio de no constituir información esencial que sea considerado como materia que funda el término anticipado, se hace presente que la afectación o intervención de un Bosque Nativo de Preservación conlleva  a la presentación obligatoria de todos los contenidos técnicos y formales definidos en el artículo 150° del RSEIA, que de acuerdo a lo establecido por CONAF en su “Guía para la solicitud de excepcionalidad del artículo 19 de la Ley N.º 20.283 sobre Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal (CONAF, 2020)”, la cual se encuentra vigente desde el 01 de enero de 2021 y que se encuentra disponible en el portal web de CONAF o en el siguiente link.https: https://www.conaf.cl/wp-content/files_mf/1604593733GuiaArt19.Resolucion02nov_DEVA.pdf, que señala que es necesario que previo al ingreso del proyecto al SEIA se debe tramitar ante la Corporación la Solicitud PAS 150-Declaratoria de Interés Nacional para obtener la calificación de interés nacional de las obras o actividades señaladas en el inciso cuarto del artículo 7 de la Ley N.º 20.283.

 

18º.    Que, en virtud de los antecedentes expuestos,  

 

RESUELVO:

1º.    PONER TÉRMINO anticipado al procedimiento de evaluación de impacto ambiental del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto “Proyecto Módulo Penco” presentado por el señor Max Larraín Correa, en representación de REE UNO SpA, conforme a lo dispuesto en el artículo 15 bis de la Ley N°19.300, sobre Bases Generales del Medio Ambiente, y en el artículo 36 del Reglamento del SEIA, por los fundamentos señalados en los Considerandos N° 13 y 14 de la presente resolución.

2º.    DEVOLVER los antecedentes vinculados al Proyecto que se encuentren en poder de esta Dirección Regional del Servicio de Evaluación Ambiental de la Región del Biobío, sin perjuicio de conservar el original del EIA.

3º.    TÉNGASE presente que contra la presente resolución se podrá recurrir, dentro del plazo de cinco días hábiles contados desde su notificación, ante esta Dirección Regional de la Región del Biobío, de conformidad a lo preceptuado en el artículo 15 bis de la Ley Nº 19.300, sobre Bases Generales del Medio Ambiente.





Notifíquese y Archívese





Silvana Suanes Araneda
Directora Regional
Servicio de Evaluación Ambiental
Región del Biobío




MNR/VSP

Distribución:

  • Max Ignacio Larraín Correa
  • CONADI, Región del Biobío
  • CONAF, Región del Biobío
  • DGA, Región del Biobío
  • Direccion Regional de Aeropuertos, Region Biobío
  • Dirección de Vialidad, Región del Biobío
  • Dirección Regional de Obras Portuarias, Región del Biobío
  • DOH, Región del Biobío
  • Gobernación Provincial de Concepción
  • Gobernación Provincial del Biobío
  • Gobierno Regional, Región de Biobío
  • Ilustre Municipalidad de Concepción
  • Ilustre Municipalidad de Penco
  • SAG, Región del Biobío
  • SEC, Región del Biobío
  • SEREMI de Agricultura, Región del Biobío
  • SEREMI de Bienes Nacionales, Región del Bio bío
  • SEREMI de Desarrollo Social y Familia, Región del Biobío
  • SEREMI de Energía, Región del Biobío
  • SEREMI del Medio Ambiente, Región del Biobío
  • SEREMI de Minería, Región del Biobío
  • SEREMI de Salud, Región del Biobío
  • SEREMI de Transportes y Telecomunicaciones, Región del Biobío
  • SEREMI de Vivienda y Urbanismo, Región del Biobío
  • SEREMI MOP, Región del Biobío
  • SERNAGEOMIN, Zona Sur
  • Servicio Nacional Turismo, Región del Biobío
  • Comisión Chilena de Energía Nuclear
  • Consejo de Monumentos Nacionales
  • Subsecretaría de Pesca y Acuicultura
  • Superintendencia de Servicios Sanitarios
  • Unidad Ambiental del Ministerio de Minería
C/c:

  • Erwin Patricio Escalona Rivas (Oficial de Partes)
  • Pamela Haro Sutherland (Coordinador de PAC)
  • Expediente del Proyecto "Proyecto Módulo Penco"
  • Archivo Servicio Evaluación Ambiental, Región del Biobío

Firmas Electrónicas:

El documento original está disponible en la siguiente dirección url: https://infofirma.sea.gob.cl/DocumentosSEA/MostrarDocumento?docId=2023/07/03/8876-399d-4592-bc2f-15d6b5035986


VER INFORMACIóN FIRMA DESCARGAR XML IMPRIMIR